Hinchas invaden práctica del Colo Colo e insultan a jugadores

Santiago de Chile, (EFE).- Unos 400 hinchas del Colo Colo chileno, furiosos por el mal momento futbolístico del equipo, invadieron hoy la cancha durante el entrenamiento de la plantilla e insultaron a los jugadores, que debieron abandonar el campo mientras la policía desalojaba a los fanáticos.

El incidente ocurrió en el estadio Monumental, de Santiago, cuando los jugadores se entrenaban a puerta cerrada, por decisión de Luis Pérez, técnico provisional del equipo, que de ese modo buscaba "descomprimir" la presión sobre sus dirigidos, sobre todo después del 5-0 que les propinó el pasado domingo la Universidad de Chile.

La goleada a manos de su máximo rival terminó de colmar la paciencia de los hinchas, que desde el año 2008 han soportado un incesante desfile de jugadores y técnicos cuyo desempeño ha aumentado su frustración.

Mientras la directiva estudia la forma de salir del pozo, el equipo yace en el undécimo lugar del torneo de Apertura, lejos de la lucha por el título o alguna plaza en torneos internacionales, con 17 puntos acumulados en catorce partidos, veinte menos que la Universidad de Chile, líder en solitario.

Los hinchas que hoy interrumpieron la práctica, miembros de la "Garra Blanca", la barra brava del club, entraron a la cancha e increparon con insultos a los jugadores, acusándolos de " falta de huevos" en los partidos y afirmando que no merecen vestir la camiseta "del eterno campeón".

Para los fanáticos, "todos", dirigentes, técnicos y jugadores deben irse del club para empezar de nuevo, mirando hacia la cantera para encontrar jugadores "que amen y empapen la camiseta" colocolina.

Mientras técnicos y jugadores abandonaron la cancha para no ser agredidos, los encargados del estadio avisaron a la policía y a los pocos minutos llegó un contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros que procedieron a sacar a los seguidores del recinto, no sin que causaran algunos destrozos.

En las afueras, los fanáticos, algunos de los cuales fueron detenidos después, continuaron por un buen rato con sus insultos y consignas contra los jugadores.

El Colo Colo tendrá el próximo sábado la oportunidad de volver a sonreír, pues recibirá al Unión San Felipe, penúltimo en la clasificación con sólo diez puntos, en la decimoquinta jornada del torneo de Apertura.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida