Inglaterra va a Mundial saboreando venganza ante Croacia

LONDRES (AFP). Inglaterra se clasificó al Mundial-2010 de fútbol, hoy miércoles en el estadio de Wembley, al golear por 5-1 a Croacia en la 'final' del grupo 6 de eliminatorias europeas, en lo que significó además una dulce venganza ante el rival que lo dejó fuera de la Eurocopa-2008.

La selección del italiano Fabio Capello, que consiguió su octavo triunfo en igual cantidad de presentaciones, se impuso con dos dobletes de los centrocampistas Frank Lampard (8 de penal, 59) y Steven Gerrard (18, 66), y una diana de Wayne Rooney (77).

El delantero de origen brasileño Eduardo Da Silva (73) descontó para la visita, que terminó rindiéndose a los pies del poderoso imperio británico.

Los ingleses de esta forma sumaron 24 puntos y ya no pueden ser alcanzados por los croatas, escoltas con 17 unidades, a falta de dos fechas para el final de la liguilla.

La 'cuadriculada' de Slaven Bilic, que no pudo contar con su armador Lukas Modric (lesionado), ahora deberá defender su segunda plaza, que da opción de jugar un repechaje para llegar a Sudáfrica, frente a Ucrania, que es tercera a dos puntos de Croacia tras igualar 0-0 ante Bielorrusia.

Inglaterra salió con todo en busca de su pasaporte para Africa y con la herida fresca que aún mantienen varios de sus jugadores desde noviembre de 2007, cuando Croacia ganó 3-2 a Inglaterra en Wembley y despidió a los 'Lions' de la última Eurocopa.

Incluso el 4-1 de Inglaterra en Zagreb, al inicio de estas eliminatorias, pudo detener la herida en jugadores temperamentales como John Terry, Lampard y Gerrard, precisamente los últimos dos los que marcaron este miércoles en Wembley.

El volante del Chelsea convirtió un penal que le cometió Josip Simunic a Gareth Lennon, quien armó la jugada del segundo tanto al lanzar un centro perfecto que cabeceó a las redes el capitán del Liverpool.

En la segunda parte, el equipo de Capello mantuvo el control de las acciones, luego de una pequeña revolución croata, y terminó sellando la historia con dos golazos de los volantes estrellas de la noche.

Primero Lampard, tras un pase de Glen Johonson, y luego Gerrard luego de una acción de Wayne Rooney, que también se anotó en los festejos luego de una falla garrafal del portero visitante Vedran Runje.

El delantero de origen brasileño Eduardo Da Silva marcó el tanto del honor con un remate desde el corazón del área, que hasta lamentó Capello cuando ya la fiesta estaba definida.

Fue el gesto de un técnico que impuso mentalidad ganadora a los Leones, que vieron a entrar al volante David Beckham sobre el final, ícono de la selección inglesa hace años, para que pueda disfrutar de la llegada al Mundial-2010 dentro del campo del mítico Wembley.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.