Italia cae ante Egipto y se complica la vida

JOHANNESBURGO (AFP). El campeón mundial Italia cayó 1-0 ante el bicampeón africano Egipto, hoy jueves en Johannesburgo, en partido de la segunda jornada del grupo B de la Copa de las Confederaciones, complicándose la vida y su clasificación para las semifinales de Sudáfrica-2009.

Los Faraones lograron la victoria gracias a un cabezazo del volante Mohamed Homos (40), además de una excelente actuación de su arquero y capitán Essam al-Hadary, que paró todo lo que le tiraron.

Con esta victoria, los bicampeones africanos se relanzan en la lucha por uno de los dos billetes para semifinales que otorga el grupo de la muerte, al sumar tres unidades, tres menos que el puntero Brasil, que a primer hora goleó 3-0 a Estados Unidos y prácticamente está clasificado, aunque aún no es oficial.

Por su parte, el once de Marcello Lippi se quedó con tres puntos en el segundo lugar, gracias a una diferencia de gol de +1, contra una neutra de los egipcios. Estados Unidos, casi eliminado, cierra la tabla sin unidades.

La Squadra Azzurra llegaba entonada al choque con un triunfo en remontada frente a Estados Unidos (3-1), gracias a un doblete de Giuseppe Rossi y un gol de Daniele de Rossi.

En cambio, los Faraones estaban de capa caída: caída 4-3 con Brasil en su debut en Confederaciones, que se suma al 1-3 frente a Argelia por las eliminatorias mundialistas.

En la última jornada, los italianos se juegan la clasificación ante Brasil en Pretoria, mientras los Faraones irán por la sorpresa ante Estados Unidos, en Rustenburgo.

En el primer tiempo, el equipo de Marcello Lippi intentó controlar el balón y atacar con subidas lentas por las bandas, pero Egito rompió la inercia poniendo vértigo en el mediocampo y escapando con velocidad a la lenta medular azzurra, liderada por Andrea Pirlo, Gattuso y Daniele De Rossi.

La Nazionale una vez más tuvo anemia de ideas y apenas algún disparo de lejos de su nuevo héroe Giuseppe Rossi, titular en lugar de Alberto Gilardino, el volante milanista Pirlo o el artillero Vincenzo Iaquinta.

El atacante Mohamed Zidan dio dolores de cabeza a la zaga comandada por el capitán y símbolo italiano Fabio Cannavaro, baja en el debut por lesión, pero la sorpresa cayó desde un tiro de esquina ejecutado por Abo Terika que cabeceó Mohamed Homos, tras ganar en el salto a De Rossi (40).

En el segundo timpo Italia siguió sin ideas y Lippi se jugó por un doble cambio para intentar cambiar el destino de la historia: mandó al tanque Luca Toni por el chiquitín Rossi y metió a Montolivo por Gattuso, buscando juego en vez de marca.

A los 74 minutos, Ricardo Montolivo tuvo la más clara para los europeos: remató a quemarropa desde el corazón del área un centro, pero el portero africano Essam al-Hadary se lució y ahogó el grito de gol.

A los 78, el arquero y capitán egipcio volvió a lucirse y eregirse como figura del partido al taparle sobre la línea el gol al punta Iaquinta, quien casi marca en el 85 con un centro que pegó en el larguero.

En la última jornada, los italianos se juegan la clasificación ante Brasil en Pretoria, mientras que los Faraones irán por la sorpresa ante Estados Unidos, en Rustenburgo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida