Juande Ramos encara su etapa de entrenador del Real Madrid

MADRID (AFP). El nuevo entrenador del Real Madrid, el manchego Juande Ramos, cuenta con un buen historial en sus dos décadas como entrenador, donde sobresalen dos Copas de la UEFA y una Copa del Rey con el Sevilla, después de haber hecho ascender a primera a Logroñés y Rayo Vallecano.

En sus primeras declaraciones, Juande Ramos, ex entrenador del Sevilla y del inglés Tottenham, dijo que llega "con la máxima ilusión", que "es el sueño de todo entrenador" dirigir al Real Madrid y anheló "no defraudar a nadie".

Juan de la Cruz Ramos Cano, más conocido como Juande Ramos, nació en la localidad manchega de Pedro Muñoz, en Ciudad Real (centro), el 25 de septiembre de 1954.

Juande, que tiene contrato para seis meses, debutará el miércoles en Liga de Campeones contra el Zenit de San Petersburgo y el sábado tiene su primera gran cita, entrenando el equipo 'merengue' contra sus eternos rivales, el FC Barcelona, en un clásico que se presenta muy desequilibrado a favor de los catalanes.

El nuevo entrenador madridista, que ya pasó por las divisiones inferiores del Barca -entrenando entre otros a un entonces jovencísimo Carles Puyol- encara el partido con ilusión, aunque admitió que "por desgracia no hay mucho tiempo para el trabajo" y hay que "aprovechar los pocos momentos que tengamos".

Real Madrid "tiene que afrontar con máxima ilusión, con la esperanza de ganarlo", ya que el club merengue "es uno de los equipos grandes" y "tiene prestigio y categoría", aseveró.

Juande Ramos se hace cargo del Real Madrid en un momento en que se encuentra diezmado por las lesiones y muy débil en defensa, y en quinta posición en la tabla de la Liga, a nueve del Barça, primero de la liga.

El nuevo inquilino del banquillo blanco empezó su trayectoria entrenando al Elche (categorías inferiores) y al Alcoyano y su primer éxito lo obtuvo en 1996, cuando subió a 1ª división al Logroñés, lo que encandiló a los responsables del fútbol base del Barça, que inmediatamente decidieron ficharlo para hacerse cargo del filial. Su experiencia en el club que enfrentará el sábado como entrenador contrario fue fugaz y poco afortunado. En una sola temporada que estuvo llevando los colores azulgranas, hizo descender al equipo a la Segunda División B.

Pero a partir de esa experiencia negativa, sólo fueron éxitos los recogidos por el entrenador manchego: dejó al Lleida a las puertas del ascenso, en 1998-1999 subió al Rayo Vallecano a primera, donde lo colocó en noveno puesto (algo inédito en el club madrileño) y en su última temporada los colocó en cuartos de final de la Copa de la UEFA.

En 2001 fue contratado por el Betis y también lo colocó en zona UEFA, para después pasar fugazmente por el Espanyol (destituido en la quinta fecha) y por el Málaga, antes de su triunfal etapa en el Sevilla.

En sólo dos temporadas en el Sevilla (2005/2007) obtuvo las dos Copas de la UEFA consecutivas, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa, venciendo por 3-0 al Barça de Ronaldinho y una Supercopa de España.

Este encadenamiento de éxitos encandiló al Tottenham inglés, que no dudó en sacar la chequera y ficharlo en octubre del 2007.

Bien pagado, en el Tottenham ganó la Copa de la Liga, pero los malos resultados al inicio de esta campaña en la 'Premier' desembocaron hace dos meses en su destitución.

Hombre de carácter y dispuesto a los grandes retos, empezará ahora, en el Madrid, con un fuerte desafío: un Barça-Madrid, el 'clásico de los clásicos' en España.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.