Klinsmann, el entrenador alemán de EEUU, un adepto del pensamiento positivo

SAO PAULO (AFP). Adepto del pensamiento positivo, el seleccionador alemán de Estados Unidos, Jürgen Klinsmann, ya está cavilando más allá del partido con Bélgica por octavos de final, al punto que recomienda a sus jugadores que reserven sus vuelos de regreso para después del 13 de julio, día de la final de Brasil-2014.

A cargo del equipo de las barras y estrellas desde 2011, 'Klinsi', de 49 años, fue blanco de críticas por parte de la prensa norteamericana cuando, en vísperas de comenzar la fase final de la Copa del Mundo, declaró que el seleccionado de Estados Unidos no era un candidato realista para la victoria final.

Pero después de su clasificación para los octavos de final, con una victoria frente a Ghana (2-1), empate con Portugal (2-2) y derrota ante Alemania (1-0), Klinsmann, campeón del Mundial-1990 con la Mannschaft, inyectó un espíritu positivo.

"Tienen la fuerza de carácter de jugadores habituados a que los presenten como 'outsiders'", comentó USA Today tras la clasificación. Y antes del partido por los octavos con los 'Diablos Rojos', el seleccionador anunció que su equipo tiene previsto quedarse más tiempo en Brasil.

"Pienso que si todo el mundo lleva al máximo sus límites personales en el contexto del equipo, entonces llegaremos lejos en el torneo", aseguró el exseleccionador de Alemania (2004-2006).

"Pero todos deben tomar conciencia del momento. También le pedí a todos, a todos los jugadores, que verifiquen que sus vuelos (de regreso) están reservados para después del 13 de julio", señaló Klinsmann.

"Esa es la manera de encarar una Copa del Mundo, y poco importa lo que esté pasando en este momento. Siempre podrán cambiar los vuelos, así comenzamos con la mente puesta en la final. La final es el 13 de julio", insistió.

Klinsmann admite que a Estados Unidos le falta consistencia para jugar un año completo en el nivel más alto. Pero que en una competición con partidos de eliminación directa, tienen una posibilidad.

- Enfoque mental -

"Cada día en el que nos espera un partido de eliminación directa, ¿podemos enfrentarlo? Sí, podemos", sentencia el seleccionador de los de las barras y estrellas, aprovechando el famoso "Yes, we can" de Barack Obama.

"Este es ahora uno de nuestros objetivos. Queremos un día estar entre los diez mejores, los doce mejores del mundo. Y si queremos llegar, este es el momento", arengó.

Llegado el momento de los partidos de eliminación directa, Klinsmann, quien conoce muy bien como jugador las series de tiros desde el punto penal en las victorias en semifinales contra Inglaterra en el Mundial-1990 y en la Eurocopa-1996, dijo que su equipo trabaja en este tipo de ejercicio desde hace semanas.

"Eso forma parte de una preparación normal. Hay que estar preparado para este tipo de cosas", remarcó.

"Hay que decirle a los jugadores cómo encarar un penal. Es una aproximación mental. Si uno no está preparado para ese momento, que implica caminar desde el centro del campo hasta el punto de penal ante 60.000 espectadores, y cumplir con su trabajo, considero que es consecuencia de un error", según Klinsmann.

De los pasajes de vuelta a partir del 14 de julio hasta las prácticas de series de penales, el seleccionador alemán decididamente tiene todo previsto. Todo lo necesario para forjar una mentalidad ganadora.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida