Liverpool-Chelsea y Barcelona-Bayern los más esperados

PARIS (AFP). Liverpool y Chelsea disputan el miércoles en Anfield un partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones sin claro favorito, mientras que Barcelona y Bayern se miden en la capital catalana en un duelo en que los alemanes parten como víctimas.

El Chelsea, finalista de la Liga de Campeones en 2008, y el Liverpool, ganador en 2005 y segundo en 2007, son viejos conocidos.

Es la quinta temporada consecutiva que ambos se ven las caras en la Liga de Campeones, tres de ellas en semifinales (clasificación del Liverpool en 2005 y 2007, y de Chelsea en 2008). Entre todas las competiciones, el duelo del miércoles es el 24º en cinco temporadas.

Con un golpe en el tobillo, el delantero Didier Drogba es duda. Su ausencia sería un golpe duro para los londinenses ya que el marfileño ha mostrado una gran forma desde la llegada del holandés Guus Hiddink como entrenador, marcando en los tres últimos partidos de la Liga de Campeones.

En el Liverpool, el volante Javier Mascherano está suspendido y su puesto sería ocupado por el brasileño Lucas Leiva.

El centrocampista del Chelsea Frank Lampard, que marcó en la victoria por 2-0 del sábado contra Newcastle, está convencido de que su equipo está en buena forma y que puede hacer frente al Liverpool y al ruidoso ambiente de Anfield.

"Sabemos lo duro que va a ser el Liverpool. Va a ser un partido muy competido, pero estamos preparados. Estamos en un buen momento para hacer frente a esta eliminatoria", dijo Lampard.

Si en Chelsea se respira optimismo, en el Liverpool la sensación también es de confianza de cara al partido.

"Sabemos que no va a ser fácil contra Chelsea", afirmó el delantero español de los Reds, Fernando Torres.

"Pero tanto Stevie (Gerrard) como yo nos sentimos bien y estamos contentos con nuestro estado de forma", añadió el ex jugador del Atlético de Madrid, en referencia a las dos principales bazas de su equipo en ataque. El Barcelona, por su parte, desconfía de un Bayern Múnich que fue humillado en Wolfsburgo el sábado (5-1) y no considera que esté en ventaja respecto al club alemán.

"Los dos equipos tienen las mismas posibilidades de pasar a semifinales. Si alguien tiene una pequeña ventaja es el que juega el partido de vuelta en casa, porque siempre es mejor", afirma el técnico catalán, Josep Guardiola.

En el Bayern Múnich saben que este partido es una buena ocasión para reconciliarse con sus aficionados.

"Para mí, lo importante es que cada uno comprenda lo que está en juego en este partido: toda la temporada y el futuro del Bayern", afirmó el técnico del club alemán, que no ha superado los cuartos de final de la Liga de Campeones desde que ganó el título en 2001.

El Barça sigue privado de dos defensas: el central argentino Gabriel Milito y el lateral izquierdo francés Eric Abidal, ambos recuperándose de lesiones, pero registra el regreso del volante defensivo marfileño Yaya Touré y del más ofensivo bielorruso Alexander Hleb.

El Bayern se verá privado de tres jugadores importantes: el delantero Miroslav Klose y dos defensas centrales, el brasileño Lucio y el belga Daniel van Buyten.

Klinsmann podría titularizar en defensa central al lado del argentino Martín Demichelis al brasileño Breno, que sólo participó en tres partidos del campeonato alemán y cuatro de Liga de Campeones esta temporada.

El Barça sabe que tendrá que luchar duro. "Hay que ser agresivos, no encajar (un gol) e intentar anotar", afirmó el defensa y capitán Carles Puyol, ya que su equipo no ha logrado dejar su marcador en contra en cero esta temporada en casa en Liga de Campeones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida