Luis Enrique sobre su 2014: "Ha sido un año cojonudo, buenísimo"

Si bien no ha querido poner notas de fin de año a su equipo, el técnico del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha hecho hoy una valoración positiva del 2014, un año que a nivel personal ha calificado de "cojonudo" por el buen final de temporada con el Celta y el regreso al club azulgrana.

En la rueda de prensa previa al último partido del año ante el Córdoba, el técnico asturiano ha admitido que su equipo se encuentra en una fase de "evolución" y que aún debe "mejorar muchos aspectos del juego colectivo" para volver a recuperar el liderato liguero.

"A nivel personal ha sido un año cojonudo, buenísimo. He tenido la oportunidad de mantener al Celta en Primera División y he podido regresar a mi casa, que es el paraíso", ha destacado Luis Enrique, quien, sin embargo, ha subrayado que su primera temporada en el Barcelona está siendo "especial" por los "muchos cambios" que se han producido en la plantilla.

Por ello, y consciente de que en el club "no hay tiempo" que perder, ha explicado que su plantilla sigue "el proceso natural de un equipo en evolución", después de que en la pasada jornada se confirmara que acabará el 2014 sin ser líder de la Liga.

"Hay algunos aspectos del juego que se pueden mejorar. Tras el empate en Getafe, acabamos enrabietados por no conseguir la novena victoria consecutiva. Pero no nos gusta exagerar cuando se gana tanto, ni dramatizar cuando se pierde", ha agregado.

Así las cosas, Luis Enrique prefiere poner las notas a final de temporada -"puntuaré a mi equipo a final de la temporada", ha dicho, y se ha mostrado convencido de poder recuperar el liderato de la Liga en la segunda vuelta.

Sobre el partido de mañana ante el Córdoba, ha avisado de los peligrosos contraataques del equipo andaluz: "Será un rival cerrado atrás intentando generar problemas a la contra. Hay muchas soluciones para prepararlo. Deberemos atacar con orden y criterio y dar pocas opciones".

Tras el duelo de mañana, sus jugadores tendrán diez días de vacaciones en los que, según Luis Enrique, se les ha preparado un plan físico específico.

"Son unos días para desconectar y estar con la familia. Necesito a los jugadores frescos a nivel mental y a nivel físico", ha resaltado.

Unos jugadores que demostraron frescura fueron los suplentes que ganaron 8 a 1 al Huesca el pasado miércoles. En este sentido, Luis Enrique ha elogiado su estado de forma: "Demostraron que tienen nivel para ser jugadores del Barça y que están a disposición y tienen posibilidades. Pero no hay minutos para todos, a pesar de que soy un entrenador que da muchos más minutos que otros entrenadores".

Por último, preguntado por la celebración de un eventual partido de homenaje a su amigo Carles Puyol, Luis Enrique se ha mostrado contrario a este tipo de eventos, si bien ha dejado claro que el excapitán se lo merece "sin ninguna duda".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida