El Manchester United gana su tercer campeonato

MOSCU, (AFP) - El Manchester United ganó la Liga de Campeones de fútbol por tercera vez en su historia al ganarle 6-5 al Chelsea en la tanda de tiros penales, tras empatar 1-1 en el tiempo reglamentario y la prolongación de la final disputada este miércoles en el estadio Lujniki de Moscú. El delantero francés del Chelsea, Nicolas Anelka, erró el lanzamiento desde el punto de penal que dio al Manchester United su tercera Liga de Campeones, después de las conquistadas en 1968 y 1999. Antes, el portugués de los "Red Devils" Cristiano Ronaldo, Botín de Oro esta temporada, había fallado su penal, pero cuando el Chelsea acariciaba su primera 'Champions', el capitán 'Blue' John Terry se resbaló al lanzar el último de los cinco penales de la tanda, que hubiera dado la victoria a su club. El galés Ryan Giggs anotó el tanto decisivo desde los doce pasos.

En el tiempo reglamentario, los goles fueron anotados por el artillero portugués Cristiano Ronaldo, con un perfecto cabezazo casi en el ángulo derecho de la valla rival en el minuto 26, y Frank Lampard para los "Blues" en el 45, tras una serie de rebotes, enviando a las redes el balón desde el borde del área chica tras un resbalón del guardameta holandés Edwin Van der Sar. El Chelsea jugó con un hombre menos en los últimos minutos del alargue, después de que en el minuto 116 el marfileño Didier Drogba fuera expulsado con roja directa por darle una bofetada al serbio Nemanja Vidic durante una discusión con el balón parado. En este encuentro, jugado bajo una intensa lluvia, el mediocampista Giggs batió el récord de partidos con la camiseta del Manchester United que poseía sir Bobby Charlton, al entrar en lugar de Paul Scholes en el minuto 87 de juego.

Giggs, de 34 años, jugaba así su 759º partido para los "Red Devils".

Charlton, actualmente de 70 años, presente esta jornada en Moscú, jugó 758 encuentros para el club entre 1954 y 1973. Unos 40.000 hinchas ingleses de ambos equipos se trasladaron a Moscú, cuyo principal estadio tiene capacidad para unas 69.000 personas.

Paralelamente al desarrollo del partido, cientos de aficionados desprovistos de entradas tomaron por asalto los bares moscovitas parar poder seguir la final.

Las autoridades rusas se habían esforzado para recibir a los hinchas ingleses creando un campo de fútbol en la Plaza Roja donde el alcohol estaba prohibido, y poniendo a su servicio casi un millar de autocares para desplazarse hasta allí.

El multimillonario ruso Roman Abramovich, propietario del Chelsea, estuvo presente en la tribuna de honor, junto con Andrei Lugovoi, el ex espía de la KGB más buscado por Gran Bretaña, acusado del asesinato del ex agente ruso Alexander Litvinenko.

Este se trata además del cuarto trofeo europeo del Manchester United, ganador de la Recopa en 1991.

La victoria de los Red Devils es también la undécima de un club inglés en Liga de Campeones. Inglaterra se une así a Italia y España como los países más laureados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.