Maradona recibe sanción de dos meses por insultos

ZURICH (AP) — La FIFA impuso el domingo al técnico de Argentina Diego Maradona una suspensión de dos meses para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol a raíz del exabrupto verbal dirigido a la prensa tras la clasificación de su equipo a la Copa Mundial.

El castigo a Maradona fue anunciado tras una audiencia de tres horas de la comisión disciplinaria de la FIFA. También incluye una multa de 25.000 francos suizos (24.250 dólares).

Maradona no podrá ejercer funciones como técnico hasta el 15 de enero y ello implica en la práctica que no estará en el banquillo para el partido amistoso del 16 de diciembre contra la República Checa.

La FIFA indicó que Maradona se disculpó con toda la familia del fútbol y mostró un "remordimiento sincero".

"La comisión tomó en cuenta las disculpas, y el remordimiento sincero que mostró Maradona, al tomar la decisión", dijo la FIFA en una declaración escrita.

El capitán de la selección campeona en el Mundial de 1986 reaccionó de forma soez contra la prensa tras el triunfo 1-0 sobre Uruguay el 14 de octubre pasado y que le dio a la Albiceleste el pase directo a Sudáfrica 2010.

Luego que los dichos causaran conmoción dentro y fuera de Argentina, el presidente de la FIFA Joseph Blatter remitió el asunto a la comisión de disciplina, que a su vez abrió un expediente y citó a Maradona para que explicase su conducta.

La comisión advirtió que cualquier incumplimiento de la sanción, o una reiteración de cualquier incidente similar significaría la imposición de sanciones mayores en el futuro.

Tras sus dichos en Montevideo, Maradona se resistió a retractarse en público, limitándose a decir que sólo se disculpa con su madre y las mujeres.

Junto a su abogado Hugo Pazos, Maradona se trasladó a la sede en Zurich tras dirigir el día previo en el partido amistoso que Argentina perdió 2-1 ante España en Madrid. Llegó con un atraso de 50 minutos con respecto a la hora pautada para el inicio de la audiencia, que fue dirigida por el abogado suizo Marcel Mathier.

Con enormes lentes oscuros, el técnico no formuló declaraciones al llegar al aeropuerto de Zurich y tampoco habló al retirarse dos horas y media --con un rostro más serio-- después de la sede del organismo regente del fútbol mundial.

Un pequeño grupo de hinchas argentinos, residentes en Zurich, estuvieron afuera del edificio bajo la lluvia para alentar a Maradona.

La comisión tenía que decidir si Maradona quebrantó el artículo 58 del código disciplinario de la FIFA por ofensas contra la dignidad de una persona o grupos de personas mediante el uso de palabras discriminatorias o denigrantes.

Ese tipo de conducta implica una sanción de cinco partidos, que de haberse aplicado a duelos oficiales le habría dejado inhabilitado hasta después de los cuartos de final de la Copa Mundial.

Pero Maradona, al final de cuentas, fue juzgado por el artículo 57, que se refiere a gestos y lenguaje ofensivo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.