Marcelo y Mourinho rompen la maldición del Real Madrid

MADRID ( AP). El Real Madrid está en los cuartos de final de una Liga de Campeones.

El triunfo 3-0 sobre el Lyon puso fin el miércoles a una eternidad de siete años que tuvo que esperar el club español para gritar que se encuentra entre los ocho mejores del máximo torneo de clubes de Europa.

Goles de Marcelo, Karim Benzema y Angel Di María acabaron con la maldición de los octavos, la que persiguió al equipo más laureado del torneo desde 2004. El Madrid avanzó con un 4-1 en el global, ya que había empatado 1-1 a domicilio en el partido de ida en Francia.

" Teníamos con una deuda con la afición del Madrid", dijo Marcelo. " Hemos conseguido pasar y eso nos da un poco de tranquilidad".

José Mourinho, el polémico técnico que el Madrid trajo expresamente para levantar su décima Copa de Europa, sorteó la valla que hundió a sus antecesores.

También sigue adelante para su ambición individual: el primer entrenador que consagra a tres equipos diferentes en el torneo tras haberlo logrado con Porto e Inter de Milán.

Fue una victoria inobjetable y con un margen amplio, pero que los merengues tuvieron que luchar a destajo en su estadio Santiago Bernabéu.

Duda hasta último momento por una lesión muscular, Cristiano Ronaldo salió como titular. La figura de la noche, sin embargo, fue Marcelo al marcar un brillante primer gol y gestar el segundo.

A los 37 minutos, Marcelo controló un pase medido de Cristiano, enganchó dentró del área y definió con la zurda para batir al arquero Hugo Lloris, cuyos puños alcanzaron a rozar levemente la pelota.

Hasta allí llegó la resistencia de Lyon, que pagó muy caro por sus imprecisiones ante el Madrid de Mourinho, un equipo esculpido en la presión constante.

El segundo gol merengue se produjo a los 66 por una mala entrada a mitad de cancha, con Marcelo alerta. El brasileño no titubeó para mandar un pelotazo largo que encontró a Benzema, un goleador en completo estado de gracia.

Benzema encaró y remató con frialdad, rasante ante la salida de Lloris.

Borrado del mapa a comienzos de años por sus altibajos, al extremo que Mourinho pidió la contratación de Emmanuel Adebayor, Benzema se ha prendido como el máximo goleador del Madrid en el torneo con seis.

Di María puso cifras definitivas a los 76 al coronar un contragolpe.

A Lyon le faltó frescura en su juego de creación, pese a que estadísticamente le jugó de igual en posesión (53-47). Y buena parte de la culpa recayó en el opaco desempeño de su enganche Yoann Gourcuff, que no pudo sintonizarse con los atacantes argentinos Lisandro López y César Delgado.

Aparte de la maldición de octavos, el Madrid dejó atrás un historial de sinsabores ante Lyon, al cual no había podido derrotar en los siete partidos anteriores. Inclusive, los franceses habían sacado empates en sus tres visitas previas a la capital española.

El Madrid no había llegado tan lejos en la 'Champions' desde que perdió ante Monaco en las semifinales de 2004.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.