Marcelo Salas se retira del fútbol

SANTIAGO DE CHILE(AP). Marcelo Salas, considerado uno de los mejores jugadores chilenos de todos los tiempos y quien llegó a ser ídolo del River Plate argentino, se retira del fútbol a los 33 años, tras una exitosa carrera en la que también brilló en Lazio y Juventus de Italia.

El presidente de Universidad de Chile, Federico Valdés, dijo el viernes a la televisión estatal tras conversar con Salas que "Marcelo jugó su último partido como profesional" el domingo pasado, el triunfo 3-2 sobre Cobreloa por el torneo Clausura.

Salas marcó ese día dos goles, pero su club quedó de todos modos eliminado.

El gol fue la marca registrada de Salas, y la que le ganó el apodo de "Matador". A lo largo de su carrera marcó 207.

Salas, máximo artillero histórico de la selección con 37 goles, no confirmó personalmente su retiro, aunque este semana tras la eliminación de la "U", dio a entender que estaba a punto de colgar los botines.

Valdés señaló que Salas, quien el 24 de diciembre cumple 34 años, seguirá vinculado al club de sus amores en un cargo que deberá definirse en otra reunión.

Salas debutó en el fútbol profesional con la "U" en 1993, dando inicio a una carrera plagada de títulos en cada club que en que militó.

Sus mejores años fueron en River Plate de Argentina, donde jugó entre 1996 y 1998, y luego de 2003 a 2005, tras cinco años en Italua.

Anotó 48 goles con la camiseta de River, incluso el que dio al club el triunfo ante Sao Paulo en la final de la Copa Sudamericana del 1997. También ganó con ese equipo el torneo Apertura de 1996 y el Clausura de 1997 en Argentina.

La hinchada de River lo convirtió en una de sus grandes ídolos de la era moderna, comparable con Norberto Alonso, Amadeo Carrizo y Enzo Francescoli.

Los aficionados a menudo atronaban el aire con un sostenido coro de "chileeeno, chileeeno" en las tardes en que Salas dejaba su marca en las redes, y saludaba hincado con su rodilla izquierda en el césped, dedo índice al cielo.

Su primer gol por River fue ante Boca Juniors en la Bombonera, que si bien no evitó la derrota, le abrió el camino al apoyo de los hinchas. Curiosamente, había llegado a River tras ser rechazado por Boca.

En 1998, tras una destacada participación en el mundial de Francia, fue transferido a Lazio de Italia. Eran los tiempos en que junto a Iván Zamorano formaba una dupla de oro del fútbol chileno.

En 2001 Juventus pagó 25 millones de dólares por su pase. Pero una rotura de ligamentos de una rodilla le impidió jugar con asiduidad. Dos años más tarde retornó a River Plate, donde las lesiones siguieron afectando su continuidad.

Ya en el ocaso de su carrera, Salas se reintegró en 2005 a Universidad de Chile, club por el que jugó más de 200 partidos.

Aunque su etapa final en la "U" siguió marcada por las lesiones, su buen juego y el intacto olfato goleador hicieron que el entrenador Marcelo Bielsa lo llamara al equipo nacional. Salas le respondió anotando los dos goles en el empate como visitante ante Uruguay por las eliminatorias del mundial 2010

Además de seguir ligado a Universidad de Chile, Salas está también vinculado al fútbol pues a comienzos de año formó un club en su ciudad natal Temuco, que actualmente juega en la tercera división.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.