Messi es nombrado Atleta del Año por ESPN Deportes

LOS ANGELES (AP). Todos los invitados se acercaban para tomarse fotos con él. El astro mundial sonreía y sólo por ese momento sacaba las manos de los bolsillos de sus jeans y posaba para fotos en la exclusiva fiesta de gala realizada en su honor hoy miércoles por la noche en el centro de la ciudad.

La mayoría de los invitados _ altos ejecutivos, jugadores de la selección de Estados Unidos, celebridades y periodistas de deportes - vestían trajes o vestidos de fiesta, pero él parecía muy cómodo con sólo camiseta.

La fiesta privada, al igual que mundo del fútbol afuera, giraba a su alrededor, pero Lionel Messi, con su pelo lacio peinado hacia adelante, no se daba por aludido en la ceremonia en la que fue galardonado con el premio Atleta del Año 2009 de ESPN Deportes.

Minutos antes, el delantero del Barcelona _ que acaba de ganar la Liga española, Copa del Rey y Liga de Campeones _ había desfilado por la alfombra roja, también con las manos en los bolsillos, encorvándose y agarrándose la esquina inferior trasera del cabello - como incómodo.

A la pregunta de cómo se sentía por el corto desfile ante la prensa, el también artillero de la selección argentina respondió: "Raro, porque nunca o pocas veces lo hice, pero tranquilo porque estoy con mi familia, así que estoy muy bien ... Me gusta más la tranquilidad, como en Barcelona o Argentina. Estoy muy lejos de esto".Su familia es tan importante para el astro argentino con cara aniñada que llegó con su padre, hermanos y hasta niños de su familia a la ceremonia en el restaurante de lujo. Y parecía preferir su compañía, pues estuvo gran parte del tiempo al lado de sus hermanos.

"Siempre ha sido así", dijo su padre Jorge Messi al ver a su hijo sonriendo por compromiso con las celebridades e inclusive meseros que querían conocerlo o tomarse fotos con él.

Toda la familia había aprovechado para salir de vacaciones junta, como lo hace cada vez que se puede, agregó Jorge Messi. Eran los únicos resguardados por un guardia de seguridad en una esquina.

"Desde chico dejó todo para lograr lo que quiso y gracias a Dios lo consiguió, dejó todo su niñez para lograr lo que consiguió", apuntó Matías Messi, al acompañar a su hermano por la alfombra roja.

"Sólo su familia ha sido testigo de lo que él ha pasado", agregó su otro hermano Rodrigo Messi.

Entonces, un reportero que lo miraba susurró a una publicista que Messi calzaba un par de Adidas nada espectaculares.

"¿Y?", replicó como ofendida la portavoz.

Al acercarse el momento de la entrega del premio, mientras los presentadores se deshacían en halagos y repetían sus asombrosas estadísticas, Messi, rodeado de sus hermanos, se rascaba el pecho metiéndose una mano dentro de la camiseta.

"Muchas gracias ... Mi familia y yo estamos muy felices de la vida que pasamos acá y de lo bien que nos han tratado todos", dijo el campeón al recibir el trofeo de ESPN Deportes, sin inmutarse ante el flash de las cámaras que iluminaban el recinto.

Luego, dos niños de su familia corrieron a él y se abrazaron a sus piernas. Sólo entonces el campeón sonrío plenamente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida