Messi calla críticas con triplete y Barsa gana; R. Madrid lidera

BARCELONA (AP) — Lionel Messi firmó con un triplete en la primera mitad la goleada de 5-0 que le propinó el Barcelona al visitante Mallorca el sábado en el Camp Nou durante la 10ma fecha de la liga española de fútbol.

Los tres goles del astro argentino sirvieron para silenciar las críticas recibidas entre semana por su fallo en el lanzamiento de un penal en la fecha anterior y una racha de tres partidos sin marcar. Pero la punta provisional es del Real Madrid, que le ganó 1-0 al cierre de la jornada a la Real Sociedad y suma 25 puntos, uno más que los azulgrana.

El gol del triunfo madridista, el sexto al hilo y tercero consecutivo en sus visitas a Anoeta, lo anotó el argentino Gonzalo Higuaín en la primera parte. Por el Barsa, Isaac Cuenca y el brasileño Dani Alves redondearon la goleada.

A primera hora, el Valencia alargó su invicto como local y se mantiene en puestos de la Liga de Campeones tras ganar por 3-1 al Getafe, mientras que el Villarreal truncó una cadena de tres derrotas seguidas con una victoria de 2-0 sobre el Rayo Vallecano que lo aleja momentáneamente del descenso.

El Levante, que inició la jornada puntero con 22, visita el domingo el campo de Osasuna con el objetivo de recuperar el liderato.

En el Camp Nou, Messi tardó menos de un cuarto de hora en cerrar su sequía goleadora; y media hora en callar las críticas más feroces por un supuesto bajo rendimiento.

Al abandonar el campo con el balón de recuerdo, el argentino aclaró que "estaba tranquilo".

"No había jugado bien los últimos partidos pero es una locura hablar de crisis por tres juegos sin marcar", señaló el máximo cañonero del campeonato, con 13 tantos. "No me preocupan los goles, sólo ganar. Hoy jugamos más rápidos y encontramos más espacios".

El canterano Cuenca salió de inicio por segundo partido consecutivo en el Barsa, cuyo banquillo lo coparon ilustres como Gerard Piqué, Carles Puyol, Andrés Iniesta y Cesc Fábregas.

Xavi Hernández, con molestias, se quedó en la grada, pero Guardiola no se atrevió a reservar a Messi, que desplegó todo su talento a lo largo y ancho del campo.

El Mallorca pudo cambiar el guión con una clamorosa ocasión a los pies de Joao Víctor cuando aún no habían pasado seis minutos, pero el mediocampista envió el balón fuera.

A partir de allí, el monólogo azulgrana fue total, destacando —además de la inspiración de Messi— la profundidad en banda de los brasileños Adriano y Alves.

Un cabezazo del primero generó el gol inicial a los 13 al pegar la pelota en la mano extendida de Emilio Nsué y transformar Messi el consecuente penal, sin atisbo de dudas.

Adriano repitió asistencia ocho minutos después, al redireccionar un centro de Cuenca a pies del argentino, que sólo tuvo que empujar a la red.

Y con la grada rendida a "La Pulga", Alves teledirigió un centro de derecha para que Messi encañonase el tercero a los 30, llegando en carrera.

Guardiola optó por no valorar la figura de Messi aduciendo que "ya lo hice en le previa", y optó por destacar el rendimiento de Alves: "Es un jugador que tiene una fiabilidad física impagable, lo que te genera de contagio de todo", dijo y enfatizó que "hemos corrido demasiado, y queríamos no haber hecho tanto esfuerzo".

La fiesta azulgrana fue completa en la segunda parte con el estreno goleador de Cuenca a los 50 y golazo de Alves en los descuentos, y sólo las intervenciones del meta visitante Dudu Aouate impidieron una goleada mayor.

El dominio del Madrid en la primera parte en Anoeta se tradujo en un escueto 1-0 antes del descanso. Poco bagaje para un equipo que se sintió en todo momento superior a la Real, pese a contar con moderadas ocasiones.

José Mourinho optó por Higuaín y Mesut Oezil de inicio en detrimento de Karim Benzema y del brasileño Kaká. El "Pipita" fue fiel a su cita con el gol: a los nueve, Higuaín dibujó un desmarque a Fabio Coentreao, que puso el balón en el corazón de la defensa donostiarra para que el delantero sorteara la salida del chileno Claudio Bravo con un suave toque por arriba: Diez goles en 400 minutos para el argentino.

"Sólo lo he tenido dos años, por desgracia. El año pasado estuvo muy bien hasta que empezó a dolerle la espalda y ahora también está fantástico", dijo Mourinho de Higuaín. "Tenemos dos delanteros centros muy buenos y en forma".

El plan de Philippe Montanier, que había revolucionado el once donostiarra colocando al mexicano Carlos Vela solo en punta, se trastabilló, pero el Madrid no logró ampliar ventaja y la Real inició la segunda mitad con sus alternativas intactas.

El partido ganó empaque, e Iker Casillas tuvo que intervenir apuradamente a tiros de Vela y el ingresado Antoine Griezmann a los 60 y 66, cuando los locales jugaron su mejor fútbol.

"Quisimos marcar más tantos, pero luego nos dimos cuenta de que ellos tenían argumentos psicológicos y tácticos y un banquillo que podía darles cosas diferentes", explicó Mourinho. "El equipo supo estar unido y jugar con el cansancio. Hemos disputado muchos partidos seguidos y en la segunda mitad perdimos calidad y peligro, pero ganamos en mentalidad y esfuerzo colectivo. El año pasado sufrimos mucho peligro en nuestra portería, esta vez no. He disfrutado la victoria".

El técnico portugués dio entrada a Kaká por Oezil y a Benzema por Higuaín, y el Madrid pudo sentenciar si Sergio Ramos o un desacertado Cristiano Ronaldo hubieran llegado a un gran servicio del argentino Angel Di Maria.

Pero a la Real le faltó pólvora para igualar la contienda, quedándose en situación comprometida tras sumar un solo punto de los últimos 18 posibles.

En Valencia, bastó un doblete en la primera mitad de Sofiane Feghouli, que anotó a los 12 y 25, para que los locales se impusieran al Getafe, cuyo único tanto llegó por vía del veterano Dani Güiza a los 23.

Tras el descanso, Aritz Aduriz sustituyó a un frustrado Roberto Soldado en las filas valencianistas y redondeó el marcador a los 76, tras medida asistencia del argentino Ever Banega.

Rayo Vallecano y Villarreal disputaron un pobre cotejo, en que el "Submarino Amarillo" rentabilizó un gol de corner de Bruno Soriano a los 20. El local Borja Valero aderezó su gran partido con el gol de la tranquilidad a los 67, en jugada personal.

El domingo también ofrece la disputa del Sporting de Gijón-Athletic de Bilbao, Racing de Santander-Betis, Atlético de Madrid-Zaragoza y Málaga-Espanyol. La fecha se cierra el lunes con Sevilla-Granada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.