Messi, la "joya" de la cantera del Barça

ZÚRICH (AFP). El argentino Lionel Messi, que recibió hoy lunes en Zúrich su primer premio Jugador Mundial de la FIFA, es el gran orgullo de la prolífica cantera del Barcelona, que ha arrasado en 2009 con un equipo plagado de 'hombres de la casa'.

La apuesta del club catalán por los futbolistas formados en su escuela de La Masía tiene en Messi, de 22 años, a su símbolo más representativo: un jugador que llegó a Cataluña siendo un adolescente y que ha deslumbrado con su talento, sin perder la humildad ni olvidarse de los méritos de sus compañeros.

Con muchos de ellos ha coincidido en las categorías inferiores azulgranas, de las que han salido integrantes de la primera plantilla, como Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Víctor Valdés, Carles Puyol, Sergio Busquets, Gérard Piqué o Pedro, entre otros.

A pesar de la llegada a golpe de talonario de otras figuras, como el francés Thierry Henry o el sueco Zlatan Ibrahimovic, el Barça ha hecho el mejor año de su historia poco a poco, dando forma a un bloque construido con hombres que llegaron a su disciplina siendo casi niños.

"Todos los jugadores que vienen del centro de formación de La Masía están hoy muy felices", aseguró a principios de mes el presidente del equipo, Joan Laporta, cuando Messi recibió en París el Balón de Oro, el otro gran galardón anual a la calidad individual.

La cosecha de premios y reconocimientos ha sido constante en el año del rosarino, que ha sido uno de los motores del histórico récord de seis títulos en un año con el Barça: Liga de Campeones, Liga española, Copa del Rey, Supercopas española y europa y, finalmente, el Mundial de Clubes, el sábado en Abu Dabi.

Además del Balón dorado, que otorga anualmente la revista France Football, también ha logrado éxitos personales, como la designación como mejor jugador del Mundial de Clubes o el título de máximo goleador de la Champions 2008-2009, con nueve dianas, la última en la final ante el Manchester United (2-0).

Tras aquella final en Roma, su entrenador, Josep Guardiola, ya vaticinó que el astro albiceleste arrasaría a final de año en los galardones individuales.

"Si un talento tiene Messi es que jamás se esconde. Cuanto más difícil es la situación, menos se esconde", aseguró el entrenador catalán, también formado como futbolista en La Masía. "No necesito una Copa de Europa para saber que es el mejor del mundo. Para mí, lo es, aunque hubiéramos perdido", aseveró.

Poco hacía pensar hace unos años que ese adolescente argentino llegado a Barcelona con problemas de crecimiento pudiera llegar a ser el mejor del mundo y un auténtico ídolo de masas, a pesar de su carácter reservado, muy diferente al del mediático Cristiano Ronaldo, con el que a menudo se le compara.

Tras pasar por las categorías inferiores del Newell’s Old Boys, viajó a España para obtener más recursos y tratar su enfermedad, y en un test con el Barça impresionó al entonces técnico Carles Rexach, que dio luz verde a su incorporación.

Su estreno oficial con el primer equipo azulgrana tuvo lugar en un derbi ante el Espanyol en 2004 y ya entonces se le presentaba como la gran promesa de la entidad, algo que no tardó en confirmar.

En el Mundial Sub-20 de Holanda-2005 fue la estrella en la victoria de su país y en 2006 participó en la segunda Liga de Campeones del Barça, aunque no pudo disputar la final por lesión.

Ya sin dudas sobre su talento, se fue convirtiendo poco a poco en la estrella del equipo, hasta el ‘hexacampeonato’ de 2009.

La única mancha en su hoja de servicios se refiere a la selección argentina, con la que conquistó en 2008 el oro olímpico en Pekín, pero donde no ha conseguido brillar en la absoluta con la misma intensidad que en el Camp Nou, algo que intentará cambiar en 2010, un año donde todas las miradas apuntan al Mundial de Sudáfrica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.