Messi preparado para partido de exhibición en Panamá

PANAMA (AP). Lionel Messi reconoció la noche del martes que el Mundial le dejó una "mala sensación" y señaló que es el propio Diego Maradona quien debe decidir si deja o no la dirección del equipo de Argentina.

"Me deja una mala sensación, esperaba llegar lejos. Ya no podemos hacer nada", dijo Messi al hablar sobre el Mundial en una rueda de prensa a su llegada a Panamá. "Hay que empezar a trabajar de nuevo".Messi encabeza este miércoles un encuentro de exhibición entre amigos del astro del Barcelona y un equipo del resto del mundo.fAntes del encuentro con la prensa, se exhortó a que las preguntas giraran en torno al espectáculo, pero el estelar jugador argentino no pudo evitar el tema del Mundial, en que Argentina fue vapuleada por Alemania 4-0 en los cuartos de final.

La eliminación fue particularmente dura para Messi, quien a pesar de que deleitó con algunas de sus geniales diabluras, se retiró sin haber marcado un solo gol, algo paradójico para un goleador prolífico que marcó 47 dianas en Europa la pasada temporada.

Se esperaba que Messi perforara una vez por todas la red en el duelo frente a los alemanes, pero el actual "10" argentino nada pudo hacer ante un rival que lo aisló de la cancha, dominó todo el terreno y se hizo un festín de goles.

"No pude terminar de la mejor manera", señaló Messi, al tiempo en que felicitó a la selección española, que se coronó campeona del mundo.

Al preguntársele si considera que Maradona debe seguir al frente de la Albiceleste, Messi señaló que esa es una decisión que le compete al legendario ex Pibe de Oro.

Messi estuvo acompañado en la rueda de prensa por su compañero de selección, el atacante Martín Palermo, el ex delantero de Alemania, Kevin Kuranyi; el ex defensa de la selección italiana, Marco Materazzi, y el capitán de la selección de Brasil, Lucio, quienes intervendrán en el partido.

Messi llegó a Panamá procedente de Río de Janeiro, donde pasó una corta vacación en la playa junto a su novia Antonella Roccuzzo.

El evento "Messi y sus amigos contra el resto del mundo", en que intervendrán 28 jugadores extranjeros y cuatro panameños, tendrá lugar en el estadio Rommel Fernández, recientemente remozado.

Los argentinos Palermo y Ariel Ortega, quienes jugarán para el equipo de Messi, ya estaban en Panamá. Mientras que Materazzi y Kuranyi, que serán rivales del argentino, también dicen presente.

"Es un placer estar acá", expresó Messi. "Es muy lindo para toda esta gente que lo va a ver (el partido)".Kuranyi manifestó que el argentino "le va a enseñar un poco de fútbol a los muchachitos panameños".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.