Messi vuelve a vestirse de corto y marca 2 goles

Barcelona ( EFE). El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Messi se ha reencontrado hoy con el balón y en 16 minutos ante un combinado de la liga coreana ha marcado dos goles, que han dejado satisfechos a los organizadores del encuentro.

Los dos goles de Messi a la selección de la K-League exceden el análisis futbolístico y demuestran que el argentino es especial.

El último sábado, Leo se sumó a la pretemporada del equipo de Josep Guardiola tras un mes de vacaciones, después de quedar eliminado con la selección argentina del Mundial de Sudáfrica el pasado 3 de julio.

Sin entrenarse, el domingo se subió al avión con destino a Seúl, donde al día siguiente pudo entrenarse, es decir 30 días exactos desde la estrepitosa eliminación con Argentina sin ejercitarse profesionalmente.

Ayer martes, el astro argentino participó de su segundo entrenamiento y, en la rueda de prensa previa al partido, Guardiola puso en duda su participación dado que sólo había participado en un par de sesiones, tras una larga inactividad.

Los organizadores del encuentro pusieron el grito en el cielo y el Barça debió ceder, e incluso justificarse con una nota pública que colgó en su sitio en Internet.

" La buena evolución del jugador, el extraordinario recibimiento con el que los aficionados coreanos han acogido al club, el gran número de seguidores azulgranas en este país y la enorme expectación creada, son algunos de los motivos que se han tenido en cuenta para que el jugador tenga presencia en este amistoso", explicaba el comunicado del club anoche.

De esta forma y tras lo exhibido en el campo de juego, el club se ha evitado una multa de 200,000 euros, los coreanos han quedado contentos, la afición barcelonista ha vuelto a ver a Messi vestido de corto después de casi tres meses (desde el 16 de mayo cuando el Barça ganó la Liga ante el Valladolid) y Leo se ha reencontrado con el gol.

Semanas atrás, el astro argentino pasó por tierras sudafricanas sin poder estampar su firma en redes ajenas. Messi jugó todos los minutos que la albiceleste disputó en el Mundial (450), fue el cuarto jugador que más remató a portería durante la competición (30) detrás de Gyan, Villa y Forlán; sin embargo, su pólvora estuvo mojada y Argentina lo lamentó.

" El Mundial me afectó", había reconocido Leo apenas pisó tierras coreanas, y agregó que sería " un error mirar atrás". Cuando a los 29 minutos de la primera parte en Corea el argentino ha entrado en el campo sólo ha mirado hacia adelante, con dirección a la portería de Jung Sun Ryong.

Los dos goles del 10 del Barça han sacado a relucir lo mejor del repertorio del jugador argentino. A los 42 minutos, Messi ha recibido un pase en profundidad del canterano Edu Oriol, se ha escapado de su marcador y ha definido suave ante la salida del portero. En una misma fracción de segundo Messi ha demostrado desmarque, velocidad, frialdad y sutileza.

Tres minutos después, ha recibido una bola muerta a un costado del área, ha recortado hacia dentro del área, de derecha a izquierda, con la marca encima del lateral coreano y cuando ha encontrado el lugar y momento justo ha sacado el zurdazo que se ha clavado al segundo poste. Habilidad, potencia y precisión en menos de lo que canta un gallo.

Para la segunda parte ya no ha vuelto, pero no importa, la crónica ya estaba escrita: Messi ha vuelto, se ha divertido y se ha reencontrado con el gol 79 días después.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.