México y Estados Unidos vuelven a encontrarse en la gran final

Houston (EE.UU), 22 jun (EFE).- Las selecciones de México y Estados Unidos cumplieron con los pronósticos de llegar a la final de la undécima edición de la Copa Oro de la Concacaf para disputarse entre ambas el décimo título.México logró el séptimo pase a la final del torneo tras vencer en la prórroga por 2-0 a Honduras, mientras que Estados Unidos, que disputará la octava, había ganado 1-0 a Panamá en el primer partido de la doble jornada de semifinales que tuvo como escenario en Reliant Stadium, de Houston (Texas), ante 70.726 espectadores.Ambas selecciones, que se reparten nueve títulos de campeones -cinco para México y cuatro para Estados Unidos-, sólo Canadá logró quitárselo en la edición del 2000, jugaran la quinta final entre ellos y la tercera consecutiva.México, que defiende el título de campeón después que en el 2009 ganaron por goleada de 5-0 a Estados Unidos, tuvo su partido más difícil en lo que va del torneo ante un rival como Honduras que le hizo un gran planteamiento estratégico y no le permitió hacer su mejor juego ofensivo.Aunque México contó con varias oportunidades claras para haber ganado el partido en el tiempo reglamentario también lo pudo perder con opciones de gol por parte de Honduras.Pero iban a ser dos cabezazos del delantero Aldo De Nigris los que definieron el partido a favor de México, que sigue invicto en lo que va de torneo después de cinco partidos con 18 goles a favor y sólo uno en contra.De Nigris marcó el primer gol a los 93 minutos y el segundo lo logró a los 99 el delantero del Manchester United, Javier "Chicharito" Hernández, que consolidó su posición de máximo anotador del torneo con siete dianas."Los goles llegaron como resultado del esfuerzo de todo el equipo", declaró De Nigris, que había entrado en la segunda parte. "Me siento afortunado de jugar para el equipo nacional y el deporte del fútbol, donde no creo en la suerte sino en el trabajo duro".Mientras que Estados Unidos tuvo como gran protagonista y jugador clave del partido al centrocampista tejano Clint Dempsey, que a los 77 minutos consiguió el único gol de partido y el del triunfo de Estados Unidos, que disputará la cuarta final consecutiva.Dempsey, natural de Nagadoches, localidad que se encuentra en el Este de Texas, a 277 kilómetros de Houston, recibió un pase perfecto del centrocampista Landon Donovan para batir al arquero canalero Jaime Penedo y vengarse de la derrota que en la primera ronda del torneo habían sufrido al perder por 2-1 ante Panamá."Sabía que cuando Donovan (Landon) penetra por el lateral hasta el área su pase encuentra casi siempre al jugador, de ahí que corrí para acompañarle y tener opción a tocar el balón y así fue como completamos la jugada", explicó Dempsey su acción que iba a valer el gol de la victoria.Estados Unidos, que no ha tenido un torneo brillante, supo una vez más encontrar la manera de conseguir la victoria que le permite seguir en la lucha con México por la supremacía del fútbol de selecciones de la Concacaf.La respuesta la tendrán el próximo sábado cuando ambas selecciones se enfrenten en el Rose Bowl, de Pasadena (California), ante más de 90.000 espectadores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.