México ya comenzó con derrota en 1993 y 1995, pero siempre accedió a cuartos

Buenos Aires, 5 jul (EFE).- México, que cedió en la primera jornada del grupo C de la Copa América 2011 ante Chile (2-1), también comenzó con derrota en dos de sus siete participaciones anteriores en el torneo, en 1993 y 1995, pero siempre logró la clasificación para los cuartos de final de la competición.No es una situación nueva para el conjunto mexicano. Su tropiezo de este lunes redujo su margen de error, pero aún mantiene opciones de presentarse en la siguiente ronda, como ya hizo en idénticas circunstancias en las ediciones de 1995 y 1993, cuando perdió en el debut ante Paraguay (1-2) y Colombia (2-1), respectivamente.En 1995, el equipo reaccionó con una victoria por 3-1 contra Venezuela y un 1-1 frente a Uruguay para acceder a cuartos de final como uno de los mejores terceros de grupo, mientras que en 1993 respondió a la primera derrota con dos empates, logró la clasificación, superó las dos siguientes rondas e incluso alcanzó la final del torneo, perdida con Argentina por 2-1 en Guayaquil.Son datos para el optimismo de la selección mexicana, que nunca ha caído en la primera fase de esta competición. En 2001 y 1993 fue subcampeón; en 2007, 1999 y 1997 ocupó el tercer escalón del podio y en 1995 y 2004 fue eliminado en cuartos de final.Además, más allá del resultado, el joven combinado mexicano, que por imposición de la Concacaf disputa la cita con un equipo sub'22 reforzado con cinco jugadores mayores de esa edad, transmitió prometedoras sensaciones defensivas en su debut e incluso mandó en el marcador en buena parte del choque, decidido a favor de Chile en dos acciones a balón parado, cuando más controlado parecía el duelo."El equipo se plantó frente a un rival con más experiencia y mucha calidad. No podemos estar contentos porque perdimos, pero sí tranquilos porque los futbolistas se entregaron en todo momento", destacó su técnico, Luis Fernando Tena, minutos después de la derrota en el estadio del Bicentenario de San Juan.Aunque le faltó presencia ofensiva, apenas protagonizó un par de ocasiones en noventa minutos, el gol de cabeza de Néstor Araujo en el primer tiempo y una oportunidad clarísima de Edgar Pacheco, salvada por el portero Claudio Bravo, en los últimos instantes del partido, México afronta con convicción sus próximos choques.Su buen despliegue defensivo, con cinco zagueros, le aporta confianza para sus citas más inmediatas en la Copa América 2011, la próxima este viernes contra Perú en la ciudad de Mendoza y la última de la primera fase, cuatro días más tarde, frente a Uruguay en el estadio Único Ciudad de La Plata.Dos partidos decisivos para el futuro en el torneo de la selección mexicana, que regresó hoy desde San Juan rumbo a su cuartel general en el torneo, el complejo Buenos Aires Football, en la ciudad de Benavídez, a unos cincuenta kilómetros al norte de la capital, y que se entrenará este martes a puerta cerrada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.