México practica en medio de aficionados salvadoreños

SAN SALVADOR (AP). Como un gesto de buena voluntad y para reducir la tensión entre la afición salvadoreña, el técnico Javier Aguirre de México permitió ayer viernes el ingreso de un grupo de aficionados durante el reconocimiento al estadio Cuscatlán antes del choque de hoy sábado frente a El Salvador.

Bajo estrictas medidas de seguridad, los mexicanos fueron trasladados del hotel al estadio en el sur de la capital, donde fueron abucheados por un grupo de aficionados que portaban tapabocas y vestían de azul y blanco, los colores de la bandera salvadoreña.

Debido a los constantes gritos y silbidos de los aficionados, Aguirre ordenó la apertura de las puertas instalándose éstos en un sector preferencial del estadio, vigilados de cerca por la policía.

El gesto de Aguirre calmó los ánimos de los salvadoreños, que se limitaron a lanzar consignas en apoyo a su selección.

Otro grupo de aficionados estuvo concentrado la noche del viernes en las afueras del hotel donde estaba hospedado el "Tri", lanzaron cohetes, agitaron banderas y gritaron consignas en contra de México.

Aguirre dijo minutos antes en rueda de prensa que "el campo, el arbitraje, la lluvia o el público pues al final son factores que no inciden directamente en el resultado. Son los once contra los once y que gane el mejor", apuntó.

El "Vasco" advirtió que jugarán "por México. Jugaremos como equipo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida