Mourinho y Guardiola se reencuentran en la Supercopa de Europa

PRAGA, (AFP) - La Supercopa de Europa, el viernes en Praga entre el Bayern de Múnich y el Chelsea, propiciará un sabroso reencuentro entre Pep Guardiola y José Mourinho, grandes rivales durante sus años en la liga española.

El reencuentro se anunciaba inevitable entre dos de los mejores entrenadores del momento. Pero ninguno de los dos podía imaginarse que éste llegaría tran pronto, entre un Bayern bajo mando del técnico catalán después de su histórico triplete de la pasada temporada (Bundesliga, Champions y Copa) y un Chelsea de nuevo en manos del portugués, tras su victoria en la última Europa League.

El técnico luso aprovechó el anuncio a mitad de enero de que Guardiola, de 42 años, sucedería a Jupp Heynckes al frente del club bávaro, para lanzarle una de sus habituales puyas. "No sé si ha elegido queriendo un campeonato en el que yo no estoy", dijo el autodenominado "Special One", que partió del Real Madrid este verano para volver a dirigir al equipo inglés, tras su paso por Stamford Bridge entre 2004 y 2007.

Visiblemente nostálgico de los "clásicos" entre los dos gigantes de la liga española, 'Mou' le buscó las cosquillas al catalán hace una semana.

"El Bayern de Jupp Heynckes era el mejor equipo de Europa. Ahora, con un nuevo entrenador y nuevos jugadores, no estoy seguro de que siga siendo tan buen equipo", dijo.

Pero este jueves se mostró sumamente precavido, y se negó a entrar en cualquier polémica personal.

"Este partido no es una cosa entre yo y Pep, es entre el Chelsea y el Bayern de Munich (...) Pep no es el campeón de la 'Champions', ni yo soy el campeón de la Europa League. Simplemente estamos entrenando a estos equipos en este momento", declaró el portugués, de 50 años, en conferencia de prensa.

Mourinho tuvo palabras elogiosas para sus rivales, reconociendo que el Bayern "es un equipo que cuenta con jugadores que se encuentran en el mejor momento de su carrera".

"Salen de una temporada en la que demostraron que eran el equipo perfecto, porque sólo los equipos perfectos pueden ganar el triplete", dijo Mourinho, que logró la misma gesta con el Inter de Milán en 2010.

"Año tras año están jugando en las mejores competiciones. Creo que ahí está su calidad; son una potencia futbolística increíble, y tienen las personalidades de un equipo fantástico", añadió.

Desde sus tomas de funciones respectivas en la Bundesliga y en la Premier League, Guardiola y Mourinho le han dado un toque nuevo al juego del Bayern y del Chelsea, líderes de sus respectivas ligas con un empate en su último encuentro, antes de la cita de Praga este viernes.

No obstante, el empate de los bávaros (1-1) el martes en Friburgo queda mejor que el empate a 0 cosechado por los Blues antes el Manchester United el pasado lunes.

"Todavía tenemos que tomarnos la revancha", dijo el portero del equipo alemán, Manuel Neuer, que aún no ha digerido la derrota en los penales ante el Chelsea en la edición 2011-2012 de la Liga de Campeones, para más inri en el Allianz Arena.

Para Guardiola, que en cuatro años con el Barça ganó 14 títulos, será la ocasión de sumar el primero con el Bayern de Múnich, tras el fracaso en la Supercopa de Alemania contra el Borussia de Dortmund.

Por su lado, Mourinho nunca ha ganado este título, pese a las dos Ligas de Campeones ganadas con el Oporto y el Inter.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida