Mourinho llega a Madrid sin miedo y pide dos años

MADRID (AFP). El nuevo entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, se presentó este lunes a la prensa pidiendo dos años para que su nuevo equipo gane títulos y presumiendo de una fuerte autoestima que quiere transmitir a los jugadores para recuperar el éxito.

"No pedimos mucho tiempo para alcanzar objetivos. Ee parece que el segundo año de trabajo es el año clave, es el año en el que se encuentra el equilibro", y "para construir un equipo en condiciones de luchar por los objetivos, que son los títulos, me parece que incluso en la primera época se pueden conseguir perfectamente", aseguró.

El flamante técnico del Madrid llegó a la capital española tras un acuerdo anunciado el viernes entre el club blanco y el Inter de Milán, después de la destitución del chileno Manuel Pellegrini y con el Inter vencedor este año de la Liga de Campeones, la Copa de Italia y el Scudetto italiano.

Pellegrini sólo estuvo en el club un año, período en el que el Madrid, tras los fichajes estrella multimillonarios de Cristiano Ronaldo y Kaká, quedó segundo en la liga española y no ganó títulos europeos.

El portugués, que no escatimó elogios a sí mismo, aseguró que es "un entrenador con muchísima autoestima" y "muchísima autoconfianza", algo que quiere fomentar en el equipo, además de "una fuerza psicológica muy grande", lo que consideró "una cualidad importantísima en el mundo futbolístico de hoy".

Dijo no tener miedo de seguir los pasos de Pellegrini, pero pidió expresamente que su club le defienda "hasta el último día".

Su objetivo es trabajar "sin obsesiones", aseguró que la presión no perjudicará su labor y descartó el miedo al Barça, pero no pudo prometer ganar rápidamente la Liga de Campeones porque el Real Madrid "no es cabeza de serie".

El Real Madrid, que ha ganado nueve Ligas de Campeones, no vence en la liga española desde hace dos temporadas y ha sido eliminado en los últimos seis años de la Liga de Campeones en octavos de final.

Sobre la plantilla indicó que tanto los directivos del club como él están "contentos con la básica plantilla del año pasado".

"No necesitamos cambios dramáticos en la plantilla, necesitamos tres o cuatro jugadores para tener un equipo con más posibilidades de adaptación a un ideal de equipo y de juego", describió, sin querer hablar de nombres, sino de "perfiles".

A una pregunta de un periodista sobre su estilo de juego defensivo, el portugués se defendió airadamente calificándolo de en varias ocasiones de "mentira".

"Se puede jugar con muchos jugadores en el ataque y jugar bien defensivamente, ¿Por qué? Porque el entrenador es un buen técnico", zanjó.

Mourinho, de 47 años, que selló un contrato por cuatro años y un salario anual de casi 10 millones de euros, según la prensa española, puso como ejemplo que los anteriores equipos a los que entrenó, Oporto e Inter, ganaron títulos europeos durante su segundo año con ellos, lo que no pudo hacer con el Chelsea.

Sobre el acuerdo de traspaso de "Mou", que tenía con el Inter un contrato hasta 2012, el director general del Madrid, el argentino Jorge Valdano, se limitó a decir que se llegó "a un buen acuerdo", que es "satisfactorio" y que "no se ha pagado la totalidad de la cláusula" de rescisión al Inter.

El presidente del club italiano, Massimo Moratti, quería que la salida de Mourinho fuera acompañada del pago de la claúsula de rescisión, de 16 millones de euros.

Mourinho no quiso dar detalles sobre su entrevista este mismo lunes con el capitán del equipo, Raúl González, de 32 años, ni sobre si jugará la próxima temporada, después de meses de rumores sobre su posible salida.

Y sobre la estrella merengue, el portugués Cristiano Ronaldo, lo consideró "un jugador importante", pero dejó claro: "La fuerza de mis equipos son siempre el equipo, no cada jugador".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.