Mujica no acudirá a la final del torneo para no alardear frente a Argentina

Montevideo, 22 jul (EFE).- El presidente de Uruguay, José Mujica, no asistirá a la final de la Copa América que su país disputará el domingo con Paraguay en el estadio Monumental de Buenos Aires para no alardear frente a Argentina, a la que los uruguayos eliminaron en cuartos de final."No quiero ser pizarrero (jactancioso), tengo que ser diplomático y discutir cuestiones muy importantes, y nos tocó la mala suerte de tirar afuera a la Argentina", señaló Mujica con su habitual tono campechano, según indica hoy la página web de la Presidencia uruguaya.El gobernante, un ex guerrillero de 76 años y poco apegado a las formas, sostuvo que quiere mantener una política de "buen vecino" con Buenos Aires porque a su país le "da más resultados".El jueves la esposa de Mujica, la senadora Lucía Topolansky, había recalcado que la ausencia de su esposo en la final del domingo no se debía a una decisión tomada en el último momento porque en realidad nunca tuvo intención de acudir al partido."Nunca se habían planificado eso. Esa fue una información que se dijo de entrada equivocada. Creo que fue el ministro (de Turismo, Héctor) Lescano el que la dijo, era capaz una suposición de el", manifestó.Según la Presidencia uruguaya, Mujica se mostró también confiado en que la buena relación bilateral resuelva la polémica surgida raíz de la distribución de entradas para la final por parte de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), aunque reconoció que existen intereses encontrados.La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), los medios de comunicación de Montevideo y la población en general se quejaron ayer por que la AFA les entregó solamente 5.800 entradas, a pesar de que en el estadio de River Plata, escenario de la final, caben unas 60.000 personas.De esas entradas, recibidas directamente por la AUF, la federación repartirá 3.600 entre las instituciones y clubes uruguayos, 1.000 entre los jugadores, y apenas 1.200 entre las agencias de viajes que han organizado paquetes para asistir al encuentro.Eso generó una verdadera histeria en Uruguay hasta que se supo que el Comité Organizador de la copa estaba vendiendo el mismo jueves miles de entradas en un recinto deportivo de Buenos Aires, lo que llevó a muchos uruguayos que tienen familia en la vecina capital argentina a pedirles que se las compraran.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.