Mundial: Brasil asegura que tiene todo en orden

JOHANNESBURGO (AP). Dos meses después que la FIFA lo regañó en público por el estado de los preparativos para la Copa Mundial de 2014, Brasil manifestó este jueves que ahora todo marcha viento en popa.

Brasil será dentro de cuatro años la sede del torneo __el segundo de su historia y primero desde 1950__ pero el país ha quedado envuelto en los mismos cuestionamientos que padeció Sudáfrica, el actual anfitrión.

Las advertencias sobre seguridad, transporte y cumplimiento de plazos para los estadios parecen tener el mismo tono que las que acompañaron la antesala al primer campeonato en el continente africano.

Pero el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol trató de minimizar los temores en torno del proyecto.

"No hay ningún tipo de problemas", aseguró Ricardo Teixeira el jueves previo a la presentación del logo oficial del torneo. "Efectivamente, hace dos meses, no habían comenzado las obras. Ahora la situación es diferente".

Teixeira se refirió a los inesperados comentarios que Jerome Valcke, el secretario general de la FIFA, formuló a inicios de mayo, cuando indicó que Brasil se había atrasado en los plazos para la construcción de los estadios.

Los comentarios de Valcke fueron particularmente críticos al manifestar que estaba "perplejo" por los atrasos, tachó de "nada bueno" un informe que había recibido sobre la condición de los estadios y dijo que organizar un torneo en Brasil era igual de complicado que en Sudáfrica.

Llamativamente, Valcke no estuvo presente en la concurrida rueda de prensa del jueves en el estadio Soccer City de Johanesburgo y en la que Brasil hizo una presentación sobre la próxima cita.

El país obtuvo la sede hace seis años, pero ha avanzado a paso de tortuga en cuanto a la construcción y remozamiento de los doce estadios en los que se disputarán los partidos.

Aunque Teixeira expresó que Brasil confía montar "el mejor" Mundial de la historia, el jerarca reconoció que existen algunos asuntos que en los próximos meses necesitarán ser resueltos.

Los primordiales apuntan a la situación que afrontan Sao Paulo y Curitiba, dos sedes que están en veremos.

Sao Paulo, la ciudad más grande de Sudamérica, podría quedarse sin albergar partidos después que el mes pasado el estadio Morumbi fue descartado por no presentar las garantías financieras.

"Tenemos que fijar un plazo para que Sao Paulo nos diga si puede ser sede o participar de alguna otra forma en el Mundial porque el tiempo va transcurriendo y se agotan los plazos", advirtió Teixeira.

También mencionó que ya empezaron las obras en Belo Horizonte y Salvador, mientras que Curitiba se ha visto afectada por dificultades económicas que no han permitido iniciar la construcción.

Una idea que los brasileños ponderan es dividir el país en cuatro zonas geográficas de modo que las 32 selecciones no tengan que hacer desplazamientos largos dentro de su extenso territorio.

Teixeira reconoció que el transporte _en particular la mejora de la capacidad aeroportuaria_ es el mayor desafío: "Las tres prioridades principales son aeropuertos, aeropuertos y aeropuertos".Lo otro es el tema de la seguridad, en lo que admitió que el país necesitar ofrecer garantías a los visitantes extranjeros debido a las elevadas tasas de delincuencia que afectan a sus principales urbes.

"En Brasil existe un problema de seguridad, aunque el nuestro no es único en el mundo. La violencia está en todas partes, en Europa, en Estados Unidos. Enviamos acá a un grupo de expertos para que se informasen sobre Sudáfrica y ganar experiencia. Pero ya hemos organizado otras grandes competencias como los Juegos Panamericanos de Río y carreras de Fórmula Uno sin ningún problema y ningún turista afectado", afirmó Teixeira.

Al lado de Teixeira estuvo Romario, campeón con el equipo nacional en Estados Unidos 1994, y el retirado delantero destacó que su ilusión es que el país pueda consagrarse campeón en casa como no lo hizo en 1950.

"Tenemos suficiente tiempo para cambiar las cosas. Tener más seguridad y menos violencia", dijo Romario. "El torneo le cambiará la cara a Brasil, así como este le cambió la imagen que Sudáfrica tenía en el exterior".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.