Mundial: EU-Honduras, plato fuerte de penúltima fecha

(AP). Estados Unidos y México quieren terminar con el drama y amarrar una vez por todas el boleto a Sudáfrica el fin de semana, con sus respectivos choques ante Honduras y El Salvador por la penúltima fecha del hexagonal final de la Concacaf.

El Honduras-Estados Unidos, que se disputará en la ciudad de San Pedro Sula en medio de la crisis política hondureña, es el más atractivo de la jornada. México recibe ese día a El Salvador en el Azteca, mientras que Costa Rica espera a la ya eliminada Trinidad y Tobago.

Los dos grandes del área llegan a la novena jornada con un pie en el avión y ambos podrán sellar sus pasaportes en el caso de ganar sus compromisos, con lo cual le dejarán la puja por el tercer boleto al que tiene derecho la Concacarf a Honduras y Costa Rica.

El cuarto disputará un repechaje con el quinto de la eliminatoria sudamericana, que en este momento es Argentina.

Cuando restan dos fechas, Estados Unidos lidera la tabla con 16 puntos y es escoltado por México (15), Honduras (13) y Costa Rica (12). Luego siguen El Salvador (8) y Trinidad y Tobago (5).

Estados Unidos garantizará su pase a su sexto mundial al hilo si derrota en su visita a Honduras, con lo cual lograría 19 unidades. Con Honduras estancado, México aseguraría el segundo pasaje si le gana en el Azteca a El Salvador ya que sumaría 18, inalcanzable para los hondureños.

Pero mucho cuidado. El viaje de los norteamericanos a tierra catracha presenta sus riesgos, si se toma en cuenta que la selección dirigida por el colombiano Reinaldo Rueda no ha perdido durante el hexagonal en su feudo y le propinó palizas a México (3-1), a Costa Rica (4-0) y a Trinidad (3-1).

"Esperamos hacer un buen trabajo porque la instancia así lo amerita, los últimos dos juegos perdidos fueron por la Copa de Oro y éste será por la eliminatoria", señaló Rueda, quien trata de devolver a Honduras a un mundial por primera vez desde 1982. "Ahora tenemos la condición de local a favor y eso se tiene que volverse positivo para nosotros".

El choque tendrá lugar en la ciudad de San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de la capital hondureña.

La FIFA ratificó recientemente que el partido se disputase siempre en suelo hondureño, a pesar de la crisis política que agobia al país tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, refugiado actualmente en la embajada brasileña en Tegucigalpa.

Landon Donovan, la figura de Estados Unidos, recuerda que a estas alturas de las anteriores eliminatorias su selección ya se había clasificado, y él no desea esperar hasta la última fecha el 14 de octubre, en que recibirán en Washington a Costa Rica, para definir el boleto.

Una victoria hondureña pondría mayor presión a la puja por la clasificación directa, aunque más que todo a Costa Rica. Los catrachos cierran la ronda visitando a los salvadoreños.

México, que enderezó el camino y suma cuatro victorias seguidas desde que tomó el control el técnico Javier Aguirre, se dispone a cobrarle cuentas al urgido El Salvador, que se aferra a un hilo de esperanza en la carrera por la repesca.

Pero la empresa se avisora demasiado dura para los dirigidos por el mexicano Carlos de los Cobos, a los que solo les sirve los tres puntos. Los centroamericanos vencieron en casa a los mexicanos 2-1.

El panorama del "Tri" cambió radicalmente luego de que arrancó trastabillando, especialmente en sus choques fuera de casa. El gran responsable de cambiarle la cara al equipo es Aguirre, quien dirigió a sus compatriotas en el mundial de Japón-Corea 2002 y los encamina a su quinto seguido.

"A El Salvador se le tiene que ganar como sea, si se puede con buen fútbol mejor, pero ganar los tres puntos es prioritario", dijo Aguirre. México cierra la ronda con una visita a Trinidad.

Costa Rica, que estrena a su nuevo timonel René Simoes, no tiene otra alternativa que asegurar en casa los tres puntos frente a Trinidad y jugarse la vida después en su visita a Estados Unidos, a fin de evitar el repechaje.

Simoes reemplazó al destituido Rodrigo Kenton, bajo cuya dirección Costa Rica arrancó con buen pie las eliminatorias y hasta estuvo liderando la tabla. Pero cayó en sus últimos tres compromisos, incluyendo el duro revés por 3-0 en casa frente a México. Los ticos buscan clasificarse a su tercer mundial consecutivo.

"Hay que tomar este partido con mucha seriedad", señaló Simoes, quien clasificó a Jamaica al mundial de 1998. "Ellos están eliminados pero podrían golpear seriamente las ilusiones de cualquiera".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.