Mundial: Inglaterra y Alemania deciden su suerte

JOHANNESBURGO ( AP). La Copa Mundial podría quedarse sin dos grandes el miércoles si Inglaterra y Alemania no se ponen las pilas y salen del pozo en que se encuentran.

En un Mundial en el que los europeos han desentonado, tanto ingleses como alemanes están obligados a vencer a los líderes de sus respectivos grupos en el cierre de la primera ronda para seguir en carrera.

Listos para aprovechar cualquier traspié están Estados Unidos y otros cinco equipos de los grupos C y D, en los que todos conservan posibilidades de avanzar y tendrán incentivos para dar lo mejor de sí.

En caso de avanzar, Inglaterra y Alemania podrían verse las caras en la segunda ronda, ya que habrá choques cruzados entre el primero y el segundo de sus respectivos grupos.

Inglaterra empató sus dos primeros partidos del Grupo C, ante Estados Unidos y Argelia, y ahora enfrenta a una Eslovenia que encabeza la zona con cuatro unidades y a la que un empate le daría el pase a la segunda fase.

Estados Unidos también tiene dos puntos, igual que los ingleses, y jugará con Argelia, que suma una unidad.

Alemania encara una situación parecida. Está segunda en el Grupo D, con tres puntos, luego de golear 4-1 a Australia y perder 1-0 con Serbia. Su rival será Ghana, que lidera la zona con cuatro unidades y la cual se clasificaría con un empate.

Serbia suma tres puntos y confía en avanzar. Los serbios enfrentarán a Australia, que suma una sola unidad.

Estados Unidos sacará boleto a la próxima fase si le gana a Argelia en el C, al margen de los que suceda entre ingleses y eslovenos. En estos momentos estadounidenses e ingleses están empatados en puntos y en goles, pero los norteamericanos tienen más goles a favor, que es el tercer criterio a seguir en los desempates.

Serbia está bien ubicado para clasificarse por el D. Es de suponer que Ghana y Alemania se eliminarán entre sí y que los serbios se llevarán una de las dos plazas.

Ingleses y alemanes encaran realidades muy contrastantes. Inglaterra trajo un equipo de veteranos que se pasearon por las eliminatorias pero fueron un fiasco en sus dos primeros choques del Mundial, que igualaron 1-1 con Estados Unidos y 0-0 con Argelia. No tienen sorpresa ni gol, y no han justificado el mote de favoritos con que llegaron a Sudáfrica.

En la prensa británica abundan las versiones de que no reina un bien ambiente entre los jugadores y el técnico Fabio Capello.

El estratega italiano se jugó por Emile Heskey como compañero de ataque de Wayne Rooney en los dos primeros encuentros y esa fórmula no funcionó. Habrá que ver si el técnico insiste con esa dupla o busca otra variante.

Para que Inglaterra salga adelante, Rooney deberá levantar su rendimiento, que hasta ahora ha sido muy pobre.

Alemania, en cambio, trajo un equipo inusualmente joven, que tuvo una actuación descollante ante Australia y luego no pudo con Serbia. Los alemanes se jugarán la clasificación ante una Ghana que doblegó 1-0 a Serbia en su debut y luego tuvo que conformarse con un empate 1-1 ante una Australia que jugó buena parte del partido con un hombre menos.

Hay quienes dicen que el técnico alemán Joachim Loew se equivocó al traer un plantel tan joven, pues en partidos como estos, a todo o nada, hacen falta jugadores con experiencia.

Alemania vino sin su capitán Michael Ballack porque está lesionado y tampoco contará con su goleador Miroslav Klose, uno de los pocos veteranos, quien está suspendido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.