Mundial: Kaká le busca lado positivo a su expulsión

JOHANNESBURGO ( AP). Dolido por lo que considera una expulsión injusta, Kaká aprovechará su ausencia ante Portugal para seguir buscando su mejor forma física con miras a la segunda ronda de la Copa Mundial, en la que ya está encaramada Brasil.

" Tengo que ver el lado positivo", señaló Kaká. " Voy a aprovechar este tiempo para seguir trabajando en mejorar mi condición física".

El técnico Dunga lamentó que su "10" tenga que cumplir una fecha de suspensión porque dice que en estos momentos el problema de Kaká, " más que físico, es de confianza" y que le hubiera convenido tener continuidad en el campo.

El volante ofensivo del Real Madrid fue expulsado al final del encuentro al sumar su segunda amonestación tras levantar el codo para contener a un rival, en una medida arbitral que Dunga calificó como injusta.

Esa expulsión fue la nota triste para un jugador que, para alegría de Brasil, se hizo sentir en la verdeamarela con dos pases de gol, después de que dejó mucho que desear en la victoria de su selección ante Corea del Norte 2-1 en la primera fecha del Grupo G del Mundial.

El analista Paulo Vinicius Colho escribió en la Folha de S. Paulo: " Kaká hizo casi todo lo que se espera de un líder de la selección brasileña... dio dos pases para gol".

" Sólo le faltó arrancar con más fuerza en su jugada característica de contraataque", agregó.

O Globo destaca que Kaká " mejoró en relación al primer partido pero aún tiene mucho que progresar. Ayer pudo recurrir a sus descolgadas, como en la jugada del tercer gol. El pase para Luis Fabiano que abrió el marcador también fue muy bueno. Lástima que haya sido expulsado al final, en una jugada en que el árbitro se dejó llevar por el teatro de (Kader) Keita".

Kaká, el mejor jugador de la FIFA en el 2007, llegó al Mundial con sus acciones en baja y luego de que una serie de lesiones afectaron su primera temporada con el Real Madrid.

Incluso, Dunga había dicho que probablemente Kaká no iba a poder jugar los 90 minutos al comienzo del torneo. Pero ante Costa de Marfil, jugó prácticamente todo el encuentro, ya que su expulsión se dio a dos minutos del final.

El jugador se expresó feliz por el desempeño que tuvo y por la victoria 3-1, que aseguró la clasificación de Brasil a los octavos de final.

" Estoy ganando más confianza", aseguró.

No quiso comentar la decisión del árbitro francés Stephane Lannoy de enseñarle la roja tras dos amonestaciones, pero consideró que utilizará el partido de suspensión y el periodo previo a los octavos de final para ponerse más a tono.

Sin exhibir a plenitud su juego de lujo y velocidad endiablada al frente de años anteriores, el conductor de la verdeamarela fue efectivo al participar en una pared que terminó en el primer gol de Luis Fabiano, a los 25 minutos.

También hizo la asistencia a su compañero del mediocampo Elano para el tercer gol brasileño, a los 62.

Era el trabajo que el equipo de Dunga esperaba de un hombre tan importante como él.

Dunga señaló que " Kaká está adquiriendo confianza, no es una cuestión física, no es una cuestión técnica".

" En cada entrenamiento y en cada partido él venía mejorando", indicó el timonel.

Para Kaká, el Mundial de Sudáfrica se le presenta como la ocasión para enterrar la amarga eliminación de Brasil en los cuartos de final del Mundial de Alemania del 2006. En ese equipo, Kaká integró un cuadro ofensivo de lujo con Ronaldinho, Ronaldo y Adriano.

Cuatro años antes, un Kaká de 22 años y con pasajes breves en el terreno fue parte de la selección brasileña que ganó el pentacampeonato en Japón-Corea del Sur 2002.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.