Mundial: Panamá buscará golpear de nuevo a El Salvador

PANAMA (AP). Con una reciente historia que la favorece, Panamá saldrá el domingo con toda la artillería frente a El Salvador en el choque de ida de su serie por las eliminatorias de la CONCACAF al mundial 2010.

En noviembre del 2004 en suelo canalero, Panamá vapuleó 3-0 a El Salvador y avanzó por primera vez a una etapa final clasificatoria de la zona, en la que no pudo alcanzar el boleto a Alemania, pero acabó con las ilusiones de los cuscatlecos.

Panamá ansía repetir ese episodio, mientras El Salvador quiere voltear esa página.

El choque asoma como uno de los más parejos dentro de las doce series que se disputan este fin de semana al arrancar de lleno la segunda fase de la eliminatoria regional.

"Vamos a jugarnos la vida", aseguró el atacante panameño Luis Tejada, quien tiene sus cañones apuntando al rival.

Tejada figura entre los hombres a los que acudiría el entrenador de los panameños, el costarricense Alexandre Guimaraes, para formar esa delantera que le haga daño al visitante. El estratega mantiene en secreto la alineación, pero se estima que saldrá con tres jugadores en el ataque que, además de Tejada, incluiría a José Luis Garcés y Blas Pérez.

El "Pistolero" Garcés marcó uno de los tres goles a El Salvador en la goleada del 2004. "Hay que meter goles", señaló Pérez, de los Tigres de Monterrey.

Panamá necesita un triunfo contundente ya que la serie se cierra en feudo del rival, en el estadio Cuscatlán, el 22 de junio.

Dirigidos por el mexicano Carlos de los Cobos, los salvadoreños quizás saldrán a la cancha con otra filosofía: plantarse bien en la retaguardia, evitar el juego aéreo porque los atacantes panameños son altos, así como rehuir los pelotazos. Además, mantener el orden, la cabeza fría y no olvidar que un empate es un gran negocio en suelo canalero.

Antes de caer por goleada en Panamá en las eliminatorias pasadas, los salvadoreños les ganaron a los panameños 2-1 en el Cuscatlán.

De los Cobos probablemente juegue con dos líneas de cuatro, un media punta y uno al frente del ataque que puede ser el delantero hondureño Williams Reyes, quien esta semana recibió la ciudadanía salvadoreña para poder estar en la selección.

"Me siento muy motivado para ir a Panamá y dar ese granito de arena (goles) que todos los salvadoreños están esperando de mí", manifestó antes del viaje el atacante de 31 años y goleador en el fútbol salvadoreño.

El Salvador se clasificó a los mundiales de 1970 y 1982, pero desde entonces su fútbol fue en picada en la región. Panamá nunca ha ido a una cita mundialista, pero en los últimos años ha dado grandes pasos y está por encima de su rival en el escalafón de la FIFA.

Pero la historia no ha estado siempre del lado de Panamá: en el torneo de la UNCAF del 2003 disputada en suelo canalero, los salvadoreños les ganaron a los locales 2-1, y uno de los goles de los visitantes fue de Rudis Corrales, quien aún se mantiene en el equipo.

La única incógnita por Panamá es el defensa y capitán Felipe Baloy, quien se recupera de una lesión. Guimaraes quizás lo cuidará para el viaje a El Salvador, donde las estrategias podrían cambiar.

El partido se disputará a las 16.00 (2100 GMT) en el estadio de béisbol Rod Carew de esta capital.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.