Mundial: Parreira critica demoras en las obras

SAO PAULO (AP). Carlos Alberto Parreira, el técnico que le dio a Brasil la Copa Mundial de 1994, dijo que parece una "broma" que el país se haya tomado tanto tiempo para iniciar las obras del Mundial de mitad de año, que están demoradas y muchas de las cuales no serán finalizadas a tiempo.

Parreira dijo que, a cinco meses del inicio del Mundial, se siente decepcionado con los preparativos y sostuvo que el gobierno dejó escapar una gran oportunidad de mejorar la situación de los brasileños.

Agregó en una entrevista con la radio CBN que le parece que los estadios estarán listos, pero que es una lástima que la mayoría de los proyectos de infraestructura no se vayan a completar hasta mucho después del Mundial.

Parreira asiste actualmente al técnico de la selección Luiz Felipe Scolari.

Cafú, Bebeto y Rivaldo también han criticado la organización del Mundial.

"Desperdiciamos una oportunidad de mostrarle al mundo lo que podemos hacer en este país", dijo Parreira. "De darle mayores comodidades a los brasileños y de mostrar un Brasil diferente".

El mundial comienza en junio y solo siete de los 12 estadios están listos. Las demoras en el estadio de Curitiba son tales que no se sabe si podrá ser usado durante el Mundial.

Pero las oportunidades perdidas más grandes son las del área de infraestructura que debía ser el gran legado del Mundial. Muchos de los proyectos no serán completados a tiempo o directamente fueron dejados de lado.

"Sabemos que lo principal en un Mundial son los estadios. Pero no solo los estadios. El aficionado no puede vivir en un estadio", dijo Parreira. "Dicen que todo estará listo para el 2018 o el 2020. Pero lo queríamos listo para la Copa Mundial para tratar de cambiar la imagen que los extranjeros tienen de Brasil".

Parreira cree que el principal responsable es el gobierno.

"Se suponía que todo estaría listo para la Copa Mundial, pero hubo mucha dejadez", afirmó. "Vi hace poco que comenzarán las licitaciones para los trabajos en aeropuertos en marzo, tres meses antes de la Copa Mundial. Parece una broma. Conseguimos la sede hace siete años y recién ahora empiezan las licitaciones".

Parreira, quien tiene 70 años y también dirigió a Brasil en el Mundial del 2006, a Kuwait (1982), a los Emiratos Arabes Unidos (1990), a Arabia Saudita (1998) y a Sudáfrica (2010), hizo críticas específicas sobre Río, sede de la final y de los Juegos Olímpicos del 2016.

"Río seguirá atrayendo turistas. Es una ciudad hermosa. No se me ocurre ninguna ciudad tan linda como Río", declaró Parreira. "Pero todos sabemos que podría ofrecernos más comodidades, más seguridad y mejor calidad de vida".

Varias luminarias han criticado también la organización y Rivaldo dijo incluso que Brasil corre el peligro de hacer "un papelón".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida