Mundial: ¿Riquelme renunció o lo empujaron a irse?

BUENOS AIRES (AP). Cuestionado por el técnico Diego Maradona y resistido por sus compañeros, la renuncia de Juan Román Riquelme a la selección de Argentina parecía cantada.

Riquelme, nada menos que el conductor de Argentina y heredero de la "10" que dejó Maradona en Boca Juniors desde su retiro en 1997, pegó el portazo el martes después que su técnico le pidió que rectifique su juego y que le de más velocidad.

¿Es suficiente una crítica para que un jugador tome una medida de semejante magnitud?

Maradona empezó a horadar el orgullo de Riquelme cuando antes de asumir en noviembre dijo que Argentina era Javier "Mascherano y diez más", algo que siguió reiterando, lo que significó una degradación para la jerarquía que lucía el enlace en los últimos años.

Alfio Basile, antecesor de Maradona, solía decir que Argentina era "Riquelme y 10 más" y elogios similares le prodiga su técnico en Boca, Carlos Ischia.

Las críticas de Maradona hacia Riquelme sorprendieron un poco. No es usual que en forma pública un técnico denigre futbolísticamente a un astro y máxime a un Riquelme quien dio sobradas muestras de ser sensible y susceptible.

Tras el mundial de Alemania en 2006, por ejemplo, Riquelme renunció a la selección porque su mamá sufría por la lluvia de críticas sobre su hijo.

Regresó a la selección en 2007 tras lucirse con Boca y Basile lo convirtió en su comandante en jefe.

Pero con Maradona, empezó a ser uno más. O uno menos.

"¡Está a tres kilómetros del arco; así no me sirve!", disparó Maradona sobre Riquelme días atrás. "No quiero que me dé vueltas entre Mascherano y (Fernando) Gago. Así no me sirve".

Riquelme se declaró otra vez en rebeldía, dijo que "la selección se terminó para mí" y sobre Maradona no tuvo pelos en la lengua: "Yo no tengo los mismos códigos que él".

El ex Pibe de Oro no se quedó atrás y en una batalla que ambos libraron por los medios de comunicación le respondió: "Ahora yo lo voy a borrar totalmente" de la selección.

Ausente ahora del plantel, la prensa argentina sacó a relucir algo que era un secreto a voces: a Riquelme sus compañeros de selección en general no lo pueden ni ver. También es resistido entre sus pares de Boca.

El deportivo Olé dice el miércoles que tras el partido con Escocia el 18 de noviembre, que Argentina ganó 1-0 con el debut de Maradona, el plantel argentino cantaba en el vestuario: "Hay que alentar/Hay que alentar/Estamos todos, no llamen más" jugadores.

En ese partido faltaron Lionel Messi y Riquelme, públicamente enfrentados.

Olé recuerda que el 11 de febrero ante Francia, con victoria de Argentina 2-0, jugó la "Pulga" del Barcelona, Riquelme estuvo otra vez ausente y el canto en el bus fue: "Hay que alentar/Hay que alentar/Ya vino Messi, no llamen más".

Diario Popular destaca: "En verdad, a Riquelme todo lo fastidia y desde hace tiempo sus compañeros que caminan por los mismos caminos que recorre Román, sienten casi el mismo desprecio que él siente por ellos".

Quizás, Riquelme se fue de la selección también porque olfateaba que con Maradona se la acababan los privilegios.

Basile, por ejemplo, dejó que Riquelme se fuera y volviera a su placer.

Y el colmo del ex cerebro del Villarreal español, público por cierto, fue el día en que se autoconvocó a la selección olímpica que ganó el oro en Beijing 2008, cuando el técnico Sergio Batista ni siquiera lo había mencionado ni había dado la lista.

"Entre los pocos históricos (de la selección) y la renovada ala generacional, estaban hartos de tantas licencias y desplantes" de Riquelme, dice el diario La Nación.

En lo táctico, la salida de Riquelme representaría un alivio para Maradona, quien dejó en claro que prefiere a Lionel Messi, Sergio Agüero y Carlos Tevez adelante, un "doble cinco" en el medio con Mascherano y Fernando Gago y nada de "enlaces", ya que para ese función apelará al sacrificio de Maxi Rodríguez o Jonás Gutiérrez, entre otras variantes.

Se fue Riquelme de la selección y no será reemplazado.

Y como es irremplazable, el certificado de defunción del puesto de enlace en Argentina será firmado ante Venezuela el 28 de marzo en Buenos Aires, por las eliminatorias para al mundial de 2010.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida