Mundial: ¿Un campeón inédito en Sudáfrica?

MADRID ( AP). De todos los aspirantes a entrar en el selecto club de ganadores del torneo en Sudáfrica, surgen con fuerza nombres como el de Costa de Marfil, pero sobre todo el de las europeas España y Holanda.

Cuando se cumplen 80 años del primer Mundial, el título parece reservado a equipos como Brasil, Italia, Alemania, Argentina, que se han sucedido repetidamente al levantar la Copa durante décadas. Otras favoritas como Inglaterra han ganado al menos en una ocasión.

La última selección que rompió esa hegemonía y logró debutar como campeona fue Francia en 1998. Sudáfrica 2010 podría coronar a algún país inédito.

En el grupo de aspirantes, España parte como la gran referencia. El guardameta Iker Casillas, los volantes Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Cesc Fábregas o los delanteros Fernando Torres y David Villa conforman un once titular plagado de estrellas. La misma generación de jugadores que conquistó de manera brillante la Eurocopa en 2008 se presenta en Sudáfrica dos años después con todo.

Pero la relación de España con los mundiales es más bien tormentosa. Su mejor resultado es un cuarto puesto en Brasil 1950. Desde entonces, jamás ha podido superar los cuartos de final.

Tras la Eurocopa, Luis Aragonés dejó su sitio en el banquillo al técnico Vicente del Bosque sin que aparentemente se notara mucho el cambio. La Roja ganó los 10 partidos de su grupo de clasificación para el Mundial.

Como campeona de Europa, España sufrió un inesperado golpe al perder ante Estados Unidos en las semifinales de la Copa Confderaciones de 2009.

Del Bosque, un técnico con un carácter comedido, lleva meses combatiendo el exceso de confianza de sus futbolistas y la euforia de un país que sueña con la gloria mundialista.

"Todo el mundo en España piensa que esto es ganar el Mundial o fracaso. Lo considero un extremismo sin ningún sentido", dijo el técnico español en el sitio en Internet de la FIFA. "Lo importante será prepararnos lo mejor posible para pelear, ya que enfrentaremos a rivales muy, muy fuertes".

España quedó encuadrada en el Grupo H junto a Suiza, Honduras y Chile. Si sortea la llave, le aguarda un cruce difícil, en el que podría medirse a Portugal, Costa de Marfil e incluso Brasil.

Otra de las selecciones europeas que desafía el statu quo es Holanda. Al igual que España, los holandeses firmaron una clasificación impecable, con ocho victorias sobre ocho posibles.

Desde los tiempos de la llamada "naranja mecánica", cuando perdió dos finales consecutivas en 1974 frente a Alemania y en 1978 frente a Argentina, muchos expertos creen que el fúbol le debe un título mundial a esta selección.

Otra de las grandes generaciones que dio Holanda, encabezada por Marco van Vasten y Ruud Gullit, también fracasó en el Mundial de Italia 1990. Aquella selección se presentó como campeona de la Eurocopa en 1988, pero fue eliminada en los octavos de final por Alemania Occidental, que terminó ganando el torneo.

"Sólo tenemos un objetivo en mente: ¡Queremos ser campeones del mundo!", dijo rotundamente el volante del Inter de Milán Wesley Sneijder.

Sneijder, junto con el delantero Arjen Robben, es uno de los puntales de la selección que dirige el ex futbolista Bert van Marwijk. Holanda fue una de las sensaciones de la Eurocopa de 2008, entonces entrenada por Van Vasten, venciendo holgadamente en el llamado grupo de la muerte a Francia e Italia. Pero, llegadas las eliminatorias, Rusia le apeó de la competición.

En el Mundial se enfrentará en la fase de grupos a Dinamarca, Japón y Camerún. Si sigue adelante, le espera un cruce de octavos en el que podría medirse a Paraguay o quizá Italia.

Y, por último, resta el pujante factor africano. El primer Mundial de la historia en Africa convierte casi en anfitrionas a todas las selecciones del continente.

El fútbol africano ha crecido de una forma vertiginiosa en los últimos 15 años. Sus futbolistas juegan en los mejores equipos de Europa y casi nadie duda de que a medio plazo, una selección africana estará en condiciones disputar un título que hasta ahora sólo han ganado países sudamericanos y europeos.

¿Por qué no en Sudáfrica?

El mejor resultado histórico de una selección africana fueron los cuartos de final alcanzados por Camerún en Italia 1990. La actual Camerún, que capitanea Samuel Eto'o, competirá por superar esa barrera.

Al igual que equipos como Ghana, Argelia y, por encima de todos, Costa de Marfil. Con la contratación del sueco Seven Goran-Eriksson, el delantero Didier Drogba (Chelsea), indiscutible líder de su selección, pretende que no se repite el adiós tras primera ronda como se dio en Alemania 2006.

"Tengo toda la fe en su capacidad (la de Eriksson) para llevarnos muy lejos e incluso superar los objetivos", consideró Drogba.

No será fácil. Al margen de la teóricamente asequible Corea del Norte, los marfileños se jugarán el pase a octavos en su grupo contra la pentacampeona Brasil y la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Si siguen adelante, España podría esperar en el cruce. Pero Drogba lo tiene claro.

"Vamos a Sudáfrica para jugar a lo grande", añadió.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.