Neymar y compañía disfrutan de la "feijoada"

Campana (Argentina), 4 jul (EFE).- Neymar y sus compañeros de la selección comen los platos más tradicionales de la culinaria brasileña en su concentración en la Copa América de Argentina, con la "feijoada" como protagonista.La comida estrella en la concentración en la localidad bonaerense de Campana es la "feijoada", el plato más típico de Brasil que está compuesto de fríjol, arroz, un cocido de carnes rojas, "farofa" (harina de mandioca) y col.El jefe de cocina Jaime Maciel, que acompaña a la selección brasileña desde la Copa América de 1995, dijo hoy a Efe que cada día se sirve a los jugadores un bufé diferente, en el que nunca falta el arroz, el fríjol negro y la "farofa", productos que los brasileños adoran usar de guarnición en todas las comidas.Maciel explicó que todos los jugadores, incluidos los más jóvenes como Neymar y Lucas, comen de todo porque están acostumbrados a seguir este tipo de régimen en los clubes y en las selecciones inferiores."Ningún jugador hace ascos a nada. Todos comen bien. Están bien educados en sus clubes", aseguró el cocinero, que atiende personalmente a las figuras de la selección brasileña.Para pasar todo el mes en Argentina, la delegación brasileña transportó desde Brasil cien kilogramos de fríjol negro, cincuenta de harina de mandioca y veinte de "goiabada cascão", un dulce hecho a base de guayaba, que se suele acompañar en el postre de queso fresco.La "verde-amarela" también llevó consigo agua embotellada, que proporciona un patrocinador, y con la que se cocinan todos los alimentos.El cocinero descartó que se use el agua embotellada por el episodio del Mundial de Italia 1990 en el que la delegación argentina habría pasado a la brasileña agua con una sustancia nociva para intentar causarles malestar físico a sus rivales.La historia la reveló hace dos años Diego Maradona a una televisión de su país, lo que causó un gran revuelo en Brasil, donde el exjugador Branco recordó que se sintió mal en el aquel partido de los octavos de final, en el que ganó Argentina por 1-0."No tenemos miedo de los argentinos, pero sí fiscalizamos todos los alimentos que compramos aquí. Toda la mercancía la superviso yo personalmente", dijo Maciel.Pescado, ternera y pollo fueron los platos principales elegidos para el menú de la noche de este lunes, que el cocinero jefe preparaba frente a los fogones de la cocina del lujoso hotel La Reserva Cardales, a unos sesenta kilómetros de Buenos Aires.El cocinero realizaba su trabajo ataviado con una bata con las banderas de Brasil y de Río Grande do Sul, el estado más meridional del país, de donde es oriundo.Explicó que los menús son elaborados por una nutricionista de Río de Janeiro y se siguen a rajatabla. El único tipo de carne que está excluido del menú es la de cerdo.En los días de partido, las carnes rojas y los refrescos están absolutamente vetados del menú. Solo se sirve carne blanca, pasta, patatas y arroz, en definitiva grandes cantidades de hidratos de carbono para proporcionar energía en la cancha.El próximo sábado, los brasileños necesitarán de una buena ración de hidratos de carbono para jugar contra Paraguay en Córdoba e intentar levantar el vuelo en el Grupo B. Manuel Pérez Bella

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.