Nuevo recital de Messi apuntala perfecto de Barcelona

BARCELONA (AP) — Lionel Messi ofreció otra demostración más de su poderío anotador al redondear el martes un póker que le dio al Barcelona su quinta victoria de cinco posibles en la liga española, 6-1 sobre el Eibar, y permitió al equipo azulgrana alargar su paso perfecto en el campeonato.

Messi alcanzó los nueve goles en el torneo y 302 en el estadio Camp Nou. Ante la mirada del seleccionador argentino Jorge Sampaoli, el astro abrió la goleada a los 20 minutos al transformar un penal y añadió otros tres tantos a los 59, 62 y 87.

Entretanto, Paulinho (38) y Denis Suárez (53) completaron la paliza al Eibar, que marcó el gol del honor por via de Sergi Enrich (57), pero quedó relegado al 13er lugar con seis unidades.

“A partir del segundo gol fueron cayendo. Fuimos efectivos. Messi lo hace todo muy fácil. Es el mejor del mundo y da gusto jugar con él. Ojalá lo tengamos aquí mucho tiempo”, declaró Suárez.

La victoria en el arranque de la quinta fecha dejó al Barcelona con el ideal de 15 puntos.

Real Madrid, quinto con ocho puntos, recibe al Betis el miércoles, mismo día en que el escolta Sevilla enfrenta a Las Palmas y el sexto Atlético de Madrid visita al Athletic de Bilbao. La Real Sociedad, ocupante de la cuarta plaza, chocará el jueves con Levante.

En Barcelona, Ernesto Valverde dejó en el banquillo al uruguayo Luis Suárez y apostó por un sistema 4-4-2 en que Gerard Deulofeu acompañó a Messi en vanguardia. La química entre ambos fue más bien escasa, pero Paulinho a menudo acompañó por el centro como llegador, compensando en gran parte su escasa participación en la construcción del juego.

Eibar malbarató una gran ocasión para adelantarse, cuando Sergi Enrich se escapó y remató con poca malicia ante Marc-André ter Stegen, y el conjunto armero lo pagó caro, pues al poco rato Nelson Semedo forzó un choque en el área con Alejandro Gálvez, y el árbitro decretó penal que convirtió son suficiencia Messi, elevando suavemente el balón del lado izquierdo.

Abierto el grifo, el astro argentino buscó el segundo, primero con una rosca que sacó Marko Dimitrovic, luego con un latigazo raso que envió el arquero a tiro de esquina y acabó en gol de Paulinho, poderoso en la elevación y cabezazo a las mallas.

Brasileño y argentino confirmaron su buen entendimiento en el segundo periodo, cuando forjaron el tercer gol con una maniobra de distracción de Paulinho, que dejó pasar un balón vertical para que Messi forzara una nueva parada de Dimitrovic, quedando el rechace para Suárez, quien fusiló al arquero.

Con viento a favor, el Barsa se relajó momentáneamente en defensa, y Enrich recortó al enganchar un buen servicio desde la izquierda de David Juncà.

Pero ni los despistes alteraron a Messi, quien se inventó otro gol para la hemeroteca al recibir de Sergio Busquets, inclinar el cuerpo hacia la derecha y disparar en caída con la zurda al poste opuesto, al más puro estilo tenístico.

El quinto no tardaría en caer, como siempre, por vía del “diez”, habilitado nuevamente por Paulinho en el área, donde aguantó el arrojo de tres defensores para colar la pelota entre las piernas del arquero.

Messi se tomó entonces un breve descanso, tiempo para que Rubén Peña estampara un tiro en el poste local, y clavó finalmente el sexto en arrebato por el centro, tras descarga en Aleix Vidal y remate de primeras.

En partido anterior de la jornada, Simone Zaza festejó un triplete en apenas ocho minutos y certificó el segundo triunfo del Valencia, un 5-0 sobre el visitante Málaga, que sigue huérfano de puntos y hundido en el último lugar.

Zaza, quien no ocultó su enfado por su suplencia el sábado pasado contra el Levante, partió esta vez de titular y se reivindicó con goles a los 55, 60 y 63 minutos, una vez Santi Mina abrió el marcador a los 17 por el conjunto “ché”, invicto con nueve unidades en el tercer puesto.

“No debo reivindicar nada. Lo del sábado ya pasó. Es normal que un jugador se enfade cuando no juega. No tengo nada contra el entrenador ni la gente”, declaró Zaza.

El Málaga acentuó su situación delicada, pues encajó el quinto tanto de Rodrigo Moreno a los 86 y suma apenas una diana por 11 permitidas, quedando en entredicho la continuidad de su entrenador, Míchel González.

“Nos vamos tristes. No merecimos salir perdiendo del primer tiempo. Debemos trabajar más la definición”, apuntó el uruguayo Diego Rolán.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida