Posible nuevo caso de racismo impacta en el fútbol inglés

LONDRES ( AP). Todavía frescos los incidentes que involucraron a Luis Suárez y John Terry, el fútbol inglés enfrenta otro posible caso de racismo luego de que un jugador negro fue conmovido hasta las lágrimas por los insultos de aficionado durante un partido de la Copa de Inglaterra.

La policía observaba videos y se alistaba para entrevistar al defensa Tom Adeyemi, del Oldham, quien tuvo que ser tranquilizado por compañeros y adversarios el viernes en la parte final del encuentro contra Liverpool.

La policía de Merseyside abrió una investigación, aunque luego del partido dijo que no había una queja formal ni una detención por conducta racialmente grave. Los directivos y jugadores de los dos equipos declinaron mencionar si el abuso fue de naturaleza racista, y que esperan un nuevo reporte policial.

Sin embargo, hubo señalamientos del ex defensa Reuben Hazell, del Oldham, quien afirmó que habló con Adeyemi después del partido.

Fui al vestuario del Oldham para hablar con mis ex compañeros y hablé personalmente con Tom Adeyemi sobre lo que sucedió en el altercado con el aficionado", dijo Hazell en Twitter. "Dijo que fue abusado racialmente por el aficionado".

El capitán del Oldham, Dean Furman, apremió a las autoridades a tomar una "dura acción" contra el aficionado abusivo. "Esto ha destacado en los últimos meses y es un desgracia absoluta", dijo.

Furman se refería a los incidentes relacionados con el delantero uruguayo del Liverpool, Luis Suárez, y el capitán John Terry del Chelsea que han colocado el racismo entre los temas principales en la agenda del fútbol inglés.

El delantero uruguayo del Liverpool Luis Suárez fue suspendido por ocho encuentros y multado con 40.000 libras (62.000 dólares) por decirle "negro" al defensa Patrice Evra del Manchester United en siete ocasiones en el encuentro de octubre en Anfield que terminó en un empate de 1-1.

El cañonero uruguayo dijo el martes que aceptaría la sanción a regañadientes y reiteró que no había hecho nada malo y que sus comentarios en español durante el cotejo se perdieron con la traducción.

El caso de Terry está todavía pendiente. El capitán de Inglaterra enfrenta cargos penales por sus presuntas declaraciones racistas hacia el zaguero Anton Ferdinand durante un partido de la Liga Premier inglesa el 23 de octubre.

Terry niega la acusación, pero comparecerá en una corte el 1 de febrero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.