Presidente del Barcelona asume la culpa por atraso

BARCELONA (AP). El presidente del Barcelona asumió el domingo la culpa por el atraso de 45 minutos que tuvo el equipo para llegar al partido del sábado ante Osasuna.

A raíz de la paralización de los vuelos en España por una huelga de controladores aéreos, el club informó en su portal de Internet que el partido sería pospuesto hasta el domingo. Eso provocó la protesta del Osasuna, que aseguró que no había sido notificado del cambio.

Barcelona cambió planes y se apuró para el viaje a Pamplona, llegando a tiempo para calentar 15 minutos y después vencer 3-0 al Osasuna.

"Personalmente asumo toda la responsabilidad de lo sucedido horas previas al partido del sábado", dijo Rossell en una carta. "Yo dirigí las gestiones (con la federación española) ... y es mía toda la responsabilidad que de ello derivó".

Rossell insistió que el club hizo sus gestiones en base a información que resultó ser incorrecta.

Después del partido, el técnico del Barcelona Pep Guardiola disparó críticas por lo ocurrido y afirmó que es falso que el equipo sólo quiso viajar a Pamplona en avión.

"Nos han hecho quedar como el malo en esta película cuando hemos hecho todo con ellos", dijo Guardiola.

La prensa deportiva española criticó cuando se dieron a conocer la versión de que el partido había sido suspendido, con el diario Marca considerandole como un "regalo" a los líderes del campeonato.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.