Presuntas amenazas al árbitro que pitó Chelsea-Barcelona

OSLO (AP). El árbitro noruego que pitó la semifinal de la Liga de Campeones entre Chelsea y Barcelona habría sido objeto de amenazas de muerte, según informaron medios británicos de prensa.

Los jugadores del Chelsea acusaron agriamente al colegiado Tom Henning Ovrebo de no pitar varios penales en el empate 1-1 el miércoles contra el Barcelona, cuyo gol en los desucentos les permitió avanzar a la final.

El diario Evening Standard de Londres aseguró hoy jueves que Ovrebo recibió amenazas de muerte en la Internet.

Chelsea indicó que tomará las "medidas más fuertes" contra los aficionados que hubiesen hecho amenazas, pero que no ha recibido pruebas al respecto.

La seguridad en el estadio Stamford Bridge tuvo que intervenir para que los furiosos jugadores del Chelsea confrontansen al árbitro al final del partido. Didier Drogba y José Bosingwa se disculparon el jueves por haber reaccionado en forma desmedida.

La federación noruega de fútbol salió en defensa de un árbitro de 42 que aparece en la lista de candidatos para dirigir en la Copa Mundial de 2010. Henning Ovrebo recibió instrucciones de no hablar con la prensa, indicó Rune Pedersen, el encargado de la comisión de arbitraje de la federación.

"Nosotros y la UEFA le hemos recomendado que se mantenga discreto durante un tiempo", dijo Pedersen a The Associated Press.

"Hay situaciones que podrían ser cuestionadas, pero en términos generales creo que el trabajo en el partido fue bueno", dijo Pedersen. "Respetamos que el Chelsea pueda cuestionar las decisiones".

El árbitro no marcó lo que parecía un penal sobre Drogba, a los 26 minutos, cuando fue jalado por Eric Abidal. Hubo varias jugadas similares en el resto del partido, luego que el Chelsea, subcampeón de la pasada Liga de Campeones, se puso al frente a los 9 minutos, con un tanto de Michael Essien.

Incluso después de que Iniesta anotó, y en el último suspiro del encuentro, los Blues pensaron que el camerunés Samuel Eto'o les había regalado la oportunidad de llevarse la victoria, cuando tocó el balón con la mano dentro del área.

"Lo que impera es una sensación de que nos robaron, de una injusticia", dijo Hiddink. "Es por eso que los jugadores se molestaron tanto y comprendo la reacción que tuvieron".

"Fuimos despojados en tres o cuatro situaciones similares, y puedo concluir que éste es el peor arbitraje que he visto. En este momento no puedo recordar algo peor".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.