Real Madrid acepta oferta récord por Robinho

MANCHESTER, Inglaterra (AP). El Manchester City le comió el mandado al Chelsea, ayer lunes, al llegar a un acuerdo con el Real Madrid para fichar al delantero brasileño Robinho, a cambio de 32,5 millones de libras (58,5 millones de dólares) por su pase, una suma sin precedentes en el fútbol británico.

Robinho había insistido en su deseo de abandonar las filas merengues para unirse al Chelsea, pero el City decidió mostrar su nueva musculatura financiera, con la inminente compra del club por parte de un grupo empresarial de Emiratos Arabes Unidos, e hizo la oferta colosal por el astro de 24 años.

Mientras que el Madrid negaba a ceder a Robinho al Chelsea, y las relaciones entre ambos clubes habían a su peor momento, el City pudo llegar a un acuerdo justo a tiempo, en el último día del plazo para realizar transferencias en el fútbol inglés.

"Estoy absolutamente fascinado por tener la oportunidad de trabajar con un talento tan increíble como el de Robinho", dijo el técnico del City, Mark Hughes, en la página de internet del club. "He dicho que a fin de competir con los mejores clubes de la Liga Premier tenemos que acudir al mercado en busca de jugadores de este calibre, y Robinho es indudablemente uno de los mejores futbolistas del mundo".

"Esta es una declaración sobre las ambiciones del Manchester City Football Club", agregó Hughes.

Robinho se encontraba el lunes en Brasil, para disputar las eliminatorias mundialistas con su selección, pero el City señaló que había firmado un contrato por cuatro años. El diario deportivo español Marca informó en su sitio de internet que Robinho había firmado un convenio de cinco años y 6 millones de dólares por temporada, aproximadamente tres veces lo que supuestamente devengaba en el Madrid.

La maniobra del City para unir a Robinho con otro atacante brasileño, Jo, es una de las más audaces en la historia de la Premier, particularmente por provenir de un club que no ha ganado un trofeo de prosapia desde 1976.

El Chelsea enfureció a la directiva madridista al ofrecer por un breve periodo camisetas que llevaban el nombre de Robinho, pese a que no se había llegado a ningún acuerdo. El Madrid rechazó la oferta inicial del Chelsea, de 32 millones de euros (46,8 millones de dólares).

Apenas el sábado, Robinho ofreció una fugaz conferencia de prensa, en la que dijo que había manifestado su deseo de mudarse al Chelesa ante el presidente del Madrid, Ramón Calderón, el director deportivo Predrag Mijatovic y el técnico Bernd Schuster.

El Chelsea, dirigido por el brasileño Luiz Felipe Scolari, ex técnico de Robinho en la selección de su país, había ofrecido al artillero un aumento considerable en su salario actual, por unos 2,1 millones de euros al año (3,1 millones de dólares).

Pero las mejoras financieras planteadas por el City le dieron la ventaja sobre el Chelsea, que recientemente ha tenido mejores recursos que sus rivales, con el apoyo de su dueño, el multimillonario Roman Abramovich.

Robinho no jugó el domingo por el Madrid el primer partido de la Liga, una derrota ante el Deportivo de La Coruña. Schuster dijo que deseaba que el delantero se sintiera en casa de nuevo, una vez que venciera el plazo para realizar transferencias.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida