Real Madrid espera el milagro ante un Málaga

Málaga (EFE). El Málaga se juega en La Rosaleda su permanencia en Primera división tras diez jornadas sin ganar, ante un Real Madrid que espera el milagro, obligado a ganar y esperar que el Barcelona no lo haga ante el Real Valladolid en el Camp Nou para ganar la liga.

La permanencia y el título pasan por La Rosaleda en una tarde apasionante de fútbol, con todos pendientes de lo que ocurre en otros estadios. Con el Real Madrid pendiente del Camp Nou y el Málaga esperando una derrota del Valladolid, Tenerife o Racing, que están igualados a treinta y seis puntos.

Si en el caso del Real Madrid las cuentas son claras, el punto que le distancia del Barcelona obliga a que su gran rival no gane en su estadio al Real Valladolid, el equipo malagueño, que dio una muy mala imagen en la pasada jornada contra el Getafe, podría salvarse incluso perdiendo. Para que esto suceda tendrían que perder el Tenerife con el Valencia y el Valladolid en el Camp Nou, que no ganara el Xerez al Osasuna y que puntuara el Racing frente al Sporting de Gijón.

Carambolas difíciles, pero no imposibles, aunque en Málaga nadie cree en el milagro que se debería de dar y lo achacan a la irregularidad del equipo, a la mala planificación, a los fallos del entrenador Juan Ramón Muñiz y al escaso dinero invertido por el presidente Fernando Sanz.

El técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz, tiene las bajas del defensa serbio Milan Stepanov, lesionado, y del centrocampista Daniel Toribio, sancionado, por lo que ha convocado después de varias semanas ausente por lesión al central portugués Hélder Rosario. Son novedades en la última lista de la temporada Iván González, Hélder, Valdo, Juanito, Xavi Torres y Portillo, que sustituyen a Stepanov, Toribio, Edu Ramos y Orozco.

En el Real Madrid Manuel Pellegrini ha decidido crear un clima especial para el partido y ha convocado a toda su plantilla, incluido el sancionado Álvaro Arbeloa, los lesionados Pepe y Raúl González, más Rubén De la Red, que lleva año y medio sin entrenar con sus compañeros tras sufrir un síncope agudo.

El Real Madrid se juega la Liga y Pellegrini su futuro. Parece condicionado a proclamarse campeón del campeonato, y en su última comparecencia previa a un partido, mandó mensajes directos a los máximos mandatarios del club, defendiendo su labor en el banquillo, presumiendo del cambio de filosofía que ha dado al equipo respecto a los últimos años, y presumiendo de puntos más números de goles en Liga.

Visiblemente molesto ante el creciente rumor de José Mourinho como técnico para la próxima temporada, Pellegrini se agarra a las reducidas posibilidades que tiene el Real Madrid para ser campeón. Ha pedido a su plantilla que no baje los brazos hasta el final y que no se permita el lujo de pinchar mientras espera noticias del Barcelona. En la última jornada goleó al Athletic Club cuando se enteró que el partido se apretaba en Sevilla.

En lo deportivo, Pellegrini cambiará en La Rosaleda la defensa por la baja por sanción de Arbeloa. Pasará a Sergio Ramos al lateral derecho y dará entrada a Ezequiel Garay en el centro de la defensa. La semana de Guti, con actos de indisciplina, provocan su suplencia o incluso ausencia de la convocatoria final en su último encuentro en el Real Madrid. Permite además el regreso a la titularidad del brasileño Kaká.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.