Real Madrid de nuevo "galáctico" y desbordante de ambición

MADRID ( AFP). Unos fichajes de infarto (Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema...), un equipo temible, el Real Madrid 2009-2010, el nuevo juguete de Florentino Pérez ha puesto toda la carne en asador y hará todo para lograr su décima Liga de Campeones, en su feudo de Madrid en 2010.

Tras unos fichajes que costaron 250 millones de euros, un " sacrilegio" para algunos, el Madrid exhibe por fuerza una buena imagen.

En la portería Casillas, en defensa Ramos a la derecha, Arbeloa a la izquierda, Albiol y Pepe como centrales, mientras "Lass" Diarra y Xabi Alonso se encargarán de recuperar balones y Kaká y Cristiano Ronaldo serán los creadores y en punta estarán Benzema y Raúl.

Es decir, cinco campeones de Europa españoles, un internacional portugués, dos internacionales franceses, los dos últimos Balones de Oro y el máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones.

Sobre el papel, los " Galácticos II" igualan e, incluso, superan a sus ilustres predecesores: Roberto Carlos, Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham.

Además, esta vez, Florentino Pérez, un presidente que regresa al poder, parece haber aprendido de su primer fracaso, cuando dimitió en 2006 tras tres años sin un gran título, admitiendo que no había sabido gestionar un vestuario lleno de estrellas.

Entonces se le pusieron dos tachas a su gestión en lo puramente deportivo: pocos defensas y pocos españoles.

Dos defensas han llegado en verano, junto al argentino Ezequiel Garay, fichado el pasado año pero cedido en préstamo por un año al Racing de Santander, lo hicieron Raúl Albiol (Valencia) y Alvaro Arbeloa (Liverpool).

Cuatro españoles han tenido que buscar casa en la capital: Albiol y Arbeloa, junto a Xabi Alonso, el "recuperador-creador" tan deseado, y también Esteban Granero.

Si a esto se añade un banquillo más que surtido (Marcelo, Gago, Guti, Robben, Higuaín, Van Nistelrooy por citar sólo a unos pocos), el Real Madrid tiene armas más que suficientes para llegar lejos en todas las competiciones.

La Liga, que se reanuda el sábado, se le escapó la pasada temporada y los madridistas tuvieron que admitir la superioridad del Barcelona.

Pero el objetivo número uno del Madrid es la Liga de Campeones, ya que la final se jugará en el estadio Santiago Bernabéu. Y sobre todo, porque el club no ha vuelto a hacer nada digno de mención en esta competición desde que llegó a los cuartos de final en 2004. Desde entonces, siempre ha sido eliminado en los octavos.

" Mi deseo sería ganar la final de la Champions en el Bernabéu", adelantó el nuevo entrenador del Real Madrid, el chileno Manuel Pellegrini, semifinalista de esta competición en 2006 cuando dirigía al Villarreal.

" El rival me da exactamente igual, yo lo que quiero es ganarla", responde cuando se le pregunta si le gustaría enfrentarse al actual campeón, el Barcelona.

La pugna en España con este mismo Barça se anuncia reñida. Y Pellegrini sabe que tiene poco tiempo para construir un bloque con sus estrellas, mientras que el de 'Pep' Guardiola ya está hecho y rodado.

" Ese es el gran reto de este proyecto. Muchos vienen de ser la primera figura en su club, no va a ser fácil", admitió el chileno.

Pero, por ahora, parece que hay buen ambiente en el grupo. Al menos es lo que afirmó Lassana Diarra tras la fácil victoria ante el Rosenborg noruego en la noche del lunes (4-0): " Todo el mundo dice 'hay muchas estrellas' pero eso es visto desde fuera. Entre nosotros, nadie se cree la estrellita, todo el mundo juega para el equipo, todo el mundo se lleva bien".

Para añadir: " Estamos acoplándonos bien y si trabajamos bien, de forma seria, podemos hacer algo". ¿Tal vez ganar la Liga de Campeones?

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.