Real Madrid se juega mucho en Mallorca en la 36ª fecha

MADRID (AFP). Real Madrid, que ganó el domingo in extremis como local ante el duodécimo de la tabla, Osasuna, viajará el miércoles a Mallorca para disputar la 36ª fecha de la liga española, ante el cuarto clasificado, vencedor de 14 de los 17 partidos jugados en su campo.

Por su parte, el Barcelona, líder con un punto de más que el Real Madrid, recibirá la visita de un candidato al descenso, Tenerife, décimoctavo en la tabla, en su feudo del Camp Nou, el martes.

En la loca batalla por el título, los dos gigantes del fútbol español no cesan de superar récords de puntos (90 para el Barça, contra 89 del Real Madrid) y de triunfos (29 para el Real Madrid, 28 para el Barça).

El FC Barcelona se enfrenta al Tenerife (18º, 35 puntos), en un partido que por lógica se impondrán los azulgranas. El Barça de Pep Guardiola recuperó su vigor en poco tiempo tras ser eliminado en semifinales de la Liga de Campeones con una aplastante victoria el sábado en la cancha del Villarreal (4-1).

El primero de los dos peligrosos desplazamientos (antes del Sevilla, en la penúltima fecha, la 37) fue perfectamente superado. Ahora debe cumplir con un trámite en el Camp Nou frente a un Tenerife que juega con el miedo al descenso.

Pero el club canario sabe que su supervivencia en la primera división se jugará sobre todo en las dos últimas fechas (contra Almería en casa y después en Valencia, que tiene seguro el tercer puesto).

Por su parte, el Barça, seguirá contando con su cerebro, Xavi Hernández, que jugó de titular en Villarreal a pesar de una pequeña lesión muscular en su pierna izquierda.

El Mallorca (4º, 59 puntos) recibe al Real Madrid (2º, 89 puntos), el miércoles, que no debe fiarse mucho de los 30 puntos de diferencia que lleva al balear.

El partido será otra prueba de fuego para el entrenador chileno Manuel Pellegrini, ya que el Real Madrid mostró inquietantes indicios de debilidad en defensa frente al Osasuna el domingo (triunfo in extremis 3-2).

Los madridistas estuvieron cerca de la catástrofe (un empate los habría condenado prácticamente en sus aspiraciones al título, ofreciendo un comodín al Barça, que tiene sólo un partido fuera de casa) y ellos lo saben.

Tendrán que ponerse muy bien en guardia frente al equipo que dirige Gregorio Manzano, un Mallorca que atraviesa graves dificultades financieras y cuyo saneamiento podría empezar con una clasificación para la Liga de Campeones obteniendo el cuarto puesto.

Pierre Webo, Aritz Aduriz y sus compañeros acaban de impresionar al derrotar 3-1 el domingo al Athlétic de Bilbao en la fortaleza de San Mamés.

Si en los partidos jugados afuera no se habían lucido hasta este caso, los mallorquines son muy dificiles de batir en casa, donde obtuvieron 14 victorias de 17 partidos, un empate y sólo dos derrotas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.