Renato Gaucho, el DT que busca otra Libertadores para Gremio

SAO PAULO (AP) — Renato Portaluppi no anotó un solo gol con la Roma en su única temporada como delantero en Europa y fue separado del plantel para la Copa del Mundo de 1986 por indisciplina. Pero para los hinchas de Gremio, es un mito. Una figura más importante que Ronaldinho.

Portaluppi, mejor conocido como Renato Gaucho, será el técnico de Gremio el miércoles en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores ante Lanús de Argentina. Hace 20 años, fue el referente del equipo brasileño al conquistar su primera corona del torneo continental.

El entrenador de Gremio va más allá de la función de estratega. Dueño de una reputación de seductor, asiduo de las playas de Río de Janeiro y provocador de los rivales, Portaluppi avala el “jogo bonito” en su equipo, alejándolo del estilo defensivo que suele ser la impronta de los clubes del sur de Brasil.

Hasta ahora, su filosofía ha rendido dividendos.

Los atacantes Luan y Lucas Barrios se encuentran entre los máximos goleadores del torneo y Arthur, un centrocampista todo terreno, ha sido convocado varias veces por el seleccionador nacional Tite. Gremio ha anotado 22 goles en 12 partidos, encajando apenas ocho.

En el duelo de ida de su semifinal, en el estadio del Barcelona de Guayaquil, Gremio se impuso 3-0. Fue tal vez el mejor despliegue futbolístico de esta edición de la Libertadores, derrochando clase y contundencia.

Pese a que Gremio es señalado como el favorito al título, Portaluppi ha optado por la cautela. Si se consagra, será su primer título de la Libertadores como técnico tras perder en 2008 al mando de Fluminense ante Liga de Quito de Ecuador en una definición por penales.

“No importa que esta sea la primera final de Lanús y la quinta de Gremio. Todos tenemos las mismas oportunidades”, dijo el técnico previo al choque de ida en Porto Alegre el miércoles.

Gremio es un peso pesado del fútbol brasileño y cargado de experiencia en finales de la Libertadores. En 1983, el equipo de Porto Alegre derrotó a Peñarol para obtener su primer título del torneo y, 12 años después, volvió a coronarse, al superar a Atlético Nacional de Colombia.

Su última final fue en 2007, poco después del trauma del descenso del campeonato nacional. Sus hinchas confiaban que una tercera Libertadores serviría de redención y recuperar su sitial entre los grandes del continente. Pero acabaron goleados 5-0 por Boca Juniors de Argentina en el marcador global.

Ese amargo desenlace de hace una década estará presente cuando Gremio enfrente a Lanús.

“Me dio rabia verlo por televisión”, dijo Portaluppi. “Esta vez nos hemos aplicado para que nuestra afición no tenga que ver algo como eso otra vez”.

Las horas bajas de Gremio coincidieron con el auge de su archirrival Internacional, que cuenta con dos Copas Libertadores en sus vitrinas y podría ser superado otra vez el 29 de noviembre, cuando el choque de vuelta se dispute en Buenos Aires.

La columna vertebral de Gremio es compuesta por cuatro jugadores.

El arquero Marcelo Grohe era suplente del equipo que perdió la final de 2007. Pedro Geromel es el baluarte de la zaga. Arthur suena para entrar en la convocatoria para el Mundial de Rusia 2018. Y Luan es considerado como el mejor jugador del torneo hasta ahora.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida