Rescatar al soldado Suárez, la misión contrarreloj de la Celeste

SETE LAGOAS (AFP). Uruguay llegó el lunes a Brasil para disputar el Mundial, al que llega bajo la estrella de su historia y del 'Maracanazo' de 1950, pero con la incertidumbre del estado de su estrella Luis Suárez, en plena recuperación contrarreloj.

Suárez disparó todas las alarmas de la Celeste a finales del pasado mes, cuando tuvo que ser operado de meniscos de su rodilla izquierda, lo que puso en duda su participación en la gran cita mundialista.

El máximo anotador de la última Premier League inglesa (31 goles) intentó tranquilizar desde el principio los ánimos de los hinchas y del resto del equipo diciendo que jugará el gran torneo.

"Mi sueño sigue intacto. Estaré allí #WorldCup", escribió en su cuenta de Twitter poco después de conocerse la noticia. En esa misma red social, este lunes publicó una foto en la que se le ve sonriendo y con un pulgar hacia arriba, acompañada del texto "Ya en Brasil!!! Arriba Uruguay!!!".

Desde su paso por quirófano, los mensajes han sido alentadores, con una "buena evolución" según los médicos y un cierto optimismo según el seleccionador Óscar Tabárez en sus últimas intervenciones.

"Hasta ahora la cosa va muy bien, por eso se sigue el plan que ha establecido el cuerpo médico. Eso nos tiene esperanzados de que la mejoría continúe, pero para nada queremos establecer ningún plazo o vaticinio", afirmó el 'Maestro' poco antes de viajar a Brasil.

Suárez se incorporó a los entrenamientos del equipo a principios de mes, antes del viaje a Brasil, pero vio desde fuera los preparatorios ganados contra Irlanda del Norte (1-0) y Eslovenia (2-0).

Lo que sí ha estado es entrenando con balón, lo que ha alimentado el optimismo, aunque otras voces estiman que llegaría demasiado justo para el partido de debut ante Costa Rica, el 14 de junio en Fortaleza.

Incluso el propio jugador admitió en declaraciones publicadas el lunes por el diario británico The Guardian que no es seguro que esté en el segundo partido del equipo, ante Inglaterra el 19 en Sao Paulo.

"He visto artículos afirmando que dije a los jugadores del Liverpool que llegaría seguro para el partido contra Inglaterra", señaló. "Pero no dije eso. El día de la operación intercambié mensajes con Stevie (Gerrard) y Glen (Johnson). Me dijeron: 'Espero verte en Brasil' y respondí: 'Sí, allí nos vemos'. No es exactamente lo mismo. Nunca dije que estaría seguro en el partido", explicó.

La fecha de la eventual reaparición de Suárez y su estado real de forma es uno de los grandes interrogantes de un equipo que confiaba en él para superar el difícil grupo D, donde además de costarricenses e ingleses tendrá como adversario a la Italia de Cesare Prandelli, actual subcampeona europea.

- Una temporada espectacular -

Si finalmente Suárez consigue recuperarse, su objetivo será poder demostrar al mundo que es capaz de repetir con su selección sus grandes actuaciones de esta temporada en la liga inglesa.

Allí estuvo a punto de guiar al Liverpool al título y sus 31 goles le permitieron ser elegido mejor jugador de la temporada en la Premier League.

Una situación antagónica a como había terminado la campaña un año antes, en medio de críticas por su actitud antideportiva y comenzando una sanción de diez partidos por morder al defensa serbio del Chelsea Branislav Ivanovic.

Todo ha cambiado ahora para él y una buena actuación en el Mundial podría ponerle incluso en el camino hacia la pelea por el FIFA Balón de Oro al mejor del año 2014.

Pero antes de ello, como en la célebre película de Steven Spielberg, el cuerpo técnico y el equipo médico de la Celeste tiene la misión de recuperar para la causa al soldado que mejor puede elevar en estos momentos la moral de un equipo que quiere estar a la altura de su historia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida