River resolvió con holgura la serie ante Defensor

BUENOS AIRES AFP. El argentino River Plate avanzó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana 2008 al imponerse al uruguayo Defensor Sporting 2-1 (1-0), en partido de vuelta de la segunda fase jugado la noche del jueves en el estadio Monumental de Buenos Aires.

El zaguero Paulo Ferrari (7) y el volante Diego Barrado (74) convirtieron los goles para el éxito de River, que también había ganado 2-1 la ida, mientras que Maximiliano Pérez (90+1) anotó el tanto del honor para el equipo uruguayo.

En la próxima etapa, el equipo 'millonario' se enfrentará con el mexicano Chivas de Guadalajara.

Con buena parte de la serie en el bolsillo después del triunfo obtenido en Montevideo, River resolvió sin mayores apremios este duelo, ayudado además por un gol prematuro que le dio tranquilidad.

Defensor llegó a Buenos Aires con la misión de ir en busca de una auténtica epopeya, pero la historia se le hizo aún más cuesta arriba con un grueso error del zaguero Ariosa, que falló un despeje y perdió la pelota con Ferrari, que aprovechó y definió con un zurdazo cruzado.

A partir de ese momento, el local inició un repliegue hacia su terreno, a la vez que Defensor, con mucha vergüenza y perseverancia fue en busca del empate.

El conjunto violeta tomó el control durante un buen rato, dentro de un desarrollo trabado, con muchas infracciones, y precisamente las jugadas de balón detenido fueron las que Defensor aprovechó para llegar con más riesgo.

Antes de los 20 minutos, el ingresado Rodrigo Mora obligó a esforzarse al arquero Ojeda con un tiro libre rasante, y luego De Souza estrelló un remate cerrado en el travesaño.

Más allá de los disparos de larga distancia, y algún intento por la vía aérea, lo cierto es que el equipo uruguayo desplegó esfuerzo y obstinación, pero le faltaron recursos en la parte ofensiva, incluso ante un River que no es un modelo de seguridad en su zaga.

Ese dominio de Defensor se prolongó en el comienzo de la segunda parte, y otra vez estuvo a tiro del empate con un disparo apenas desviado de William Ferreyra, y otro tiro libre en el que Ojeda le ganó el duelo a Mora.

Replegado y confiado en su ventaja, River aguardó la oportunidad para salir de contraataque, y aumentó la diferencia en una jugada por el sector derecho, con un buen centro de Ferrari que Abreu bajó en el segundo palo y que Barrado arremetió por el centro para vulnerar al arquero Silva.

Con todo definido, el equipo del 'Cholo' Simeone incluso dispuso de alguna oportunidad más, y para el final sólo quedó el gol del honor visitante, que anotó Pérez con un toque suave y rasante tras una asistencia de Mora.

River, que ya no tiene posibilidades de pelear por el título en el Apertura argentino, se juega todas sus fichas a la Copa Sudamericana, y ante un Defensor tan batallador como limitado, resolvió con firmeza el primer obstáculo en la ruta hacia el trofeo continental.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida