Ronaldo dice adiós dejando un legado de goles y títulos

SAO PAULO ( AFP). El astro del fútbol brasileño Ronaldo Nazario de Lima se despide este martes del fútbol profesional dejando un legado de goles y títulos para el recuerdo y portando la corona del mayor goleador en la historia de los mundiales.

A los 34 años, fuera de forma y afectado por severas y reiteradas dolencias, el delantero había anunciado en febrero que colgaba los botines integrando las filas del club Corinthians de Sao Paulo.

Pero la despedida del máximo goleador de los mundiales será a lo grande y defendiendo por última vez a la selección brasileña en un partido amistoso frente a Rumania, a las 21H50 horas (00H50 GMT).

" Es un honor haber servido a la selección brasileña y me hubiera gustado que fuera por mucho más tiempo", declaró 'El fenómeno' el lunes por la noche, en su última conferencia de prensa antes del encuentro.

" Desearía poder jugar mucho más tiempo. Jugar para siempre, sin sentir dolores. Me gustaría poder jugar la Copa del Mundo en Brasil. El momento llegó, no dio (para jugar la Copa-2014) pero fue hermoso", destacó emocionado.

'R9' entrará en el campo de juego durante los últimos 15 minutos del primer tiempo para luego recibir en el entretiempo un homenaje de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y de la hinchada que debe colmar el estadio Pacaembú.

" Quince minutos es mucho tiempo para mí", afirmó al admitir que el último entrenamiento le dejó " muy dolorido y muy cansado".

El despegue profesional de 'Ronaldao' fue con apenas 17 años luciéndose en el Cruzeiro de Belo Horizonte desde donde fue transferido en 1994 hacia el PSV Eindhoven de Holanda.

Allí brilló tres temporadas, saltó a la fama y pasó al FC Barcelona donde inició su ascenso con goles de toda factura, entre 1996 y 1997.

Enseguida pasó a integrar la lista de futbolistas más cotizados del mundo y fue transferido al Inter de Milán italiano (1997-2002), marcando una época negriazul, aunque sufriendo una grave lesión de rodilla en 2000 que le dejó ocho meses inactivo.

Seguidamente, protagonizó una las mayores transferencias en la historia del fútbol, al firmar contrato con el español Real Madrid, que formó el famoso equipo 'galáctico' con astros como el inglés David Beckham y el francés Zinedine Zidane.

Su ciclo 'merengue' duró casi seis años (2002/2007), durante los que ganó la Copa Intercontinental (2002) y dos títulos de liga, y fue premiado con el Balón de Oro europeo (1997, 2002) y Mejor jugador FIFA (1996, 1997, 2002).

Luego el delantero defendió los colores del AC Milan italiano durante dos temporadas aunque ya sin tanto brillo y sufriendo una nueva lesión en 2008, cuando se rompió el tendón de la rodilla izquierda y debió entrar al quirófano nuevamente.

Tras 14 meses de inactividad, 'El fenómeno' vivió un aplaudido retorno al fútbol brasileño junto al Corinthians, donde en 2009 conquistó el título Paulista y la Copa de Brasil.

Defendiendo los colores de la selección brasileña, Ronaldo vivió momentos históricos pero también con algún trago amargo.

Fueron 97 partidos con la auriverde y rompió 62 veces redes rivales, con dos títulos mundiales (1994 y 2002), un vice (1998) y cuatro ecuménicos disputados; se suman también una Copa de Confederaciones (1997) y dos Copas América (1997 y 1999).

Vistió la 'canarinha' por primera vez en 1994. En 1998 llegó a la final del Mundial de Francia y jugó a pesar de estar indispuesto, en un episodio polémico.

"No existe una selección que gane siempre. Aquella vez no pudo darse", afirmó el lunes sobre esa final.

Su última participación fue considerada un fracaso de la selección, al ser eliminada en cuartos de final del Mundial de Alemania 2006 pese a tener un plantel lleno de astros. A pesar de ser responsabilizado, Ronaldo consiguió convertirse entonces en el máximo artillero de los mundiales.

Escándalos, acusaciones y polémicas por el gusto de la vida nocturna no faltaron para el atacante, padre de cuatro hijos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.