Rusia tumba a Suecia y ahora va por Holanda en cuartos

INNSBRUCK (AFP) - Rusia derrotó 2-0 a Suecia, este miércoles en Innsbruck, en partido de la tercera y última jornada del grupo D de la Eurocopa-2008 de fútbol, clasificándose a los cuartos de final, donde se las verá con Holanda, el próximo sábado en Basilea.

Los goles del seleccionado de Guus Hiddink, que necesitaba imponerse sí o sí para avanzar a expensas de los suecos, fueron anotados por el atacante Roman Pavlyuchenko (24) y el mediocampista ofensivo Andrei Arshavin (50), declarado mejor jugador del encuentro.

De esta forma, Rusia se quedó con el segundo boleto de la llave, tras sumar 6 unidades, fruto de la victoria de hoy, la obtenida ante Grecia (1-0) y la derrota 4-1 ante España, que ya estaba clasificado a cuartos como primero y este miércoles ganó 2-1 ante los ya eliminados helenos, en Salzburgo.

Una vez más, el holandés Hiddink hizo magia y metió a su equipo de turno en la segunda ronda, como lo hizo en el Mundial-2002 con Corea del Sur (semifinales) y en la Copa del Mundo-2006 con Australia (octavos de final)

En cuartos, Rusia se medirá con una descansada Holanda que llega con el ánimo por las nubes, tras ganar el grupo de la muerte con paso perfecto.

Los rusos tienen aún clavada la espina de la final pardida en 1988, aquella del glorioso gol de Marco van Basten, que ahora estará sentado en el banco rival. La revancha la tienen prometida.

Los rusos, finalistas de la edición de la Eurocopa-1988, aquella que perdieron con Holanda, casualmente su rival de cuartos, necesitaban ganar y de entrada mostraron esa ambición, con una medular rápida y punzante, comandada por Arshavin, su crack que volvía tras cumplir una suspensión de dos partidos.

El mediapunta del Zenit San Petersburgo, de 27 años, armó una buena sociedad con Pavlyuchenko y Konstantin Zyryanov, los tres hombres que terminaron amargando a los escandinavos.

En la primera llega profunda, Rusia golpeó con una apertura para Anyukov que centró para que el bombardero del Spartak Moscú marcara ante la estática defensa escandinava.

El elenco de Lars Lagerback, que condujo a Suecia a todas las citas grandes desde 2000 pero siempre pincha, careció de ideas para generar peligro y quedó a la vista que la dependencia en su astro Zlatan Ibrahimovic es total.

El punta del Inter de Milán estaba dolorido en una rodilla y poco pudo hacer para revertir la tendencia de un partido que casi murió con el 2-0, que llegó en el minuto 50 tras una acelerada de Zyryanov que terminó con pase a Arshavin y éste le hizo otro a la red.

Un resultado que se justificaba después de la línda jugada rusa que había reventado el travesaño con un derechazo de Pavlyuchenko (36) o la catarata de goles que se comieron el astro del Spartak junto con Ivan Saenko.

Suecia se arrastraba por el campo, como perdida en un desierto. Un cabezazo del veterano Henrik Larsson en el larguero (27) era muy poco como para merecer la clasificación a cuartos, más allá de que con el empate le alcanzaba.

Los jugadores rusos festejaron la clasificación, pero además un bono de 7 millones de euros prometidos por avanzar. Algo como para seguir motivados a la manera Roman Abramovich.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.