Serbia detiene a máquina alemana y sueña con más milagros

PORT ELIZABETH (AFP). Serbia logró su primera victoria de la historia en Copa del Mundo al sorprender a Alemania (1-0), este viernes en Port Elizabeth, en partido vibrante de segunda fecha del grupo D que la Mannschaft jugó con diez casi una hora y además desperdició un penal.

El gol del equipo de Radomir Antic, autor de un nuevo milagro, fue obra del centrocampista Milan Jovanovic, después de recibir la bola bajada de cabeza por la torre Nicola Zigic (38), un minuto después de que el artillero germano Miroslav Klose dejara a su equipo con un hombre menos por doble amonestación.

Con este resultado, el equipo de Joachim Low, que había debutado con goleada 4-0 ante Australia, sigue al frente en la clasificación con tres puntos, los mismos que Serbia que tiene una peor diferencia de gol (+3 contra 0).

Pero Ghana podría aprovechar para irse al frente del grupo si vence el sábado a Australia, luego de su estreno con triunfo 1-0 ante los balcánicos.

El grupo se decidirá el próximo miércoles, cuando los serbios choquen con los Socceroos en Nelspruit y los germanos frente a las Estrellas Negras en Johannesburgo, ambos partidos a la misma hora (18h30 GMT).

Tras un debut de ensueño, Alemania, tricampeón mundial renovado con una camada de estrellitas como Masut Ozil y Thomas Muller, quedó trabada ante el planteo inteligente de Antic, que dio combate en todos los sectores y ató a los astros de una Mannschaft que no empató por el fallón de Lukas Podolski.

El mejor jugador joven de Alemania-2006 contó al menos con tres situaciones claras de gol que erró (7, 57, 59), además de un penal que le atajó volcándose hacia la izquierda el portero Vladimir Stojkovic (60), héroe del día.

El pleito se le acomodó a Serbia con la expulsión correcta de Klose por reiteración de faltas, un golpe psicológico que aprovechó enseguida con el tanto de Jovanovic anticipando a Manuel Neuer, quien antes apenas había sido inquietado por un tiro libre del defensa Aleksandar Korolov (33).

Alemania, herida en su orgullo por la derrota, multiplicó sus avances y estuvo a punto de igualar en el 45+1 con un bombazo de Sami Khedira que dejó temblando el travesaño. En ese misma acción, a Muller le taparon el gol en la línea, después de una acción centrada por Ozil.

La Mannschaft hizo su esfuerzo supremo entre los 55 y 60 minutos. Bastian Schweinsteiger y Podolski por duplicado despilfarraron situaciones favorables, especialmente el delantero del Colonia, que había abierto la cuenta contra los 'aussies', pero este viernes tuvo una tarde de espanto.

El penal había sido pitado correctamente por una mano infantil del experimentado Nemanja Vidic, central del Manchester United que casi arruina la epopeya serbia, pero 'Podo' estaba allí para marcar un día histórico, para los de Antic, guiados por el capitán Dejan Stankovic, un tractor otra vez.

En los últimos 25 minutos de partido, Alemania fue sin ideas y los serbios pudieron liquidarlo. Cada contraataque tenía olor a gol. Milos Krasik rompió el palo de Neuer en el 67 y Zigic asustó un par de veces más al portero germano, que lentamente se fue quedando menos protegido ante las subidas de la defensa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.