Sergio Agüero puede ser el as en la manga de Argentina contra Holanda

SAO PAULO (AFP). Único de los 'Cuatro Fantásticos' que no marcó hasta ahora en el Mundial, Sergio Agüero, recuperado de milagro de una lesión que parecía haberlo dejado afuera de Brasil-2014, puede ser el as en la manga de Argentina saliendo del banco en la semifinal del miércoles contra Holanda.

Lionel Messi fue decisivo en los primero tres partidos del Mundial con cuatro goles, Ángel di María --ahora lesionado-- marcó en los octavos de final con Suiza y Gonzalo Higuaín definió en cuartos ante Bélgica: ¿será el turno del 'Kun' contra Holanda?

Hace poco menos de dos semanas, el 25 de junio, el delantero del Manchester City parecía decirle adiós a su ilusión mundialista con una lesión muscular sufrida en el primer tiempo del triunfo 3-2 ante Nigeria en Porto Alegre en el cierre de la fase de grupos.

Marcado por varios problemas físicos desde principios de año, Agüero tenía todas las de perder, pero con el trabajo especial del cuerpo médico argentino, que utilizó hasta una cámara hiperbárica, y su optimismo logró recuperarse y ser dado de alta el jueves pasado.

Comenzó a entrenarse con los suplentes aquel día en el búnker argentino de Cidade do Galo, cerca de Belo Horizonte, y esta semana ya se lo vio muy activo y afilado en las prácticas.

Ante Bélgica, el sábado en los cuartos de final en Brasilia, estuvo en el banco de suplentes y no ingresó, ya que el trámite del partido llevó a Sabella a colocar al volante Fernando Gago por Higuaín sobre el final para mantener el resultado.

Su lugar ha sido ocupado hasta ahora por Ezequiel Lavezzi. Rodrigo Palacio es el otro atacante del plantel.

El rol que le reservará Sabella frente a Holanda es un misterio, y lo más probable es que si Argentina está en ventaja sea preservado para una hipotética final.

Otro escenario, en cambio, es que pueda ser usado en el segundo tiempo cuando la defensa holandesa, que viene de jugar 120 minutos contra Costa Rica, empiece a sentir el cansancio.

- Hombre de goles decisivos -

Potente, encarador y dueño de un temible disparo, Agüero es reconocido a los 26 años como uno de los grande delanteros del fútbol mundial con casi 500 partidos oficiales, 229 goles y varios títulos en su haber en el Atlético Madrid, el Manchester City o la Albiceleste.

Compinche del astro Lionel Messi, exyerno de Diego Maradona y padre de su nieto Benjamín, el 'Kun' es un hombre de goles decisivos, como ya lo demostró en el City y en la selección juvenil de Argentina.

Hace dos años, en su primera temporada en Inglaterra, entró en la historia de su club al marcar el gol decisivo en la remontada ante el Queens Park Rangers (3-2) en la última fecha del campeonato, que permitió al City coronarse campeón tras 44 años.

Ningún hincha de los 'Ciudadanos' olvidará esa jugada en el minuto 90+4 en la que definió dentro del área con un regate y un disparo furioso tras haber combinado con Mario Balotelli. Apenas dos minutos antes, el bosnio Edin Dzeko había empatado ese partido que el City necesitaba ganar sí o sí.

Con la selección sub-20 de Argentina fue protagonista en la conquista de dos títulos mundiales.

En Holanda-2005, ingresó en la segunda etapa en la final contra Nigeria y provocó el penal que Messi cambió por gol para el 2-1 definitivo.

En Canadá-2007, también en la final, abrió el camino a la remontada ante República Checa que concluyó con una nueva consagración por idéntico resultado.

En los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, tuvo una primera fase para el olvido pero se destapó en las semifinales contra Brasil con dos goles en el 3-0 que el equipo de Messi le propinó al eterno rival.

El 'Kun' (apodo que le viene del protagonista de un dibujo animado japonés cuyo nombre balbuceaba de muy pequeño) debutó con tan solo 15 años en la primera división de Independiente de Avellaneda, un récord en el fútbol argentino por delante del propio Maradona.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida