Sub20: México a un paso de regresar a su segunda final

PEREIRA, Colombia (AP). México encontró el chico que lo puede sacar de emergencias con goles y quedó a las puertas de alcanzar su segunda final en un Mundial Sub20.

Con el escenario y el público en contra, los mexicanos a punta de disciplina, personalidad y goles oportunos arruinaron el sueño de toda Colombia de ver consagrarse por primera vez en la historia a la selección de casa como campeona mundial de la categoría.

El gran culpable de la noche triste colombiana fue Edson Rivera, uno de los delanteros "aztecas" que llegó al torneo sin puesto fijo y bajo la sombra de compañeros más renombrados.

Rivera salió de la banca a los 37 minutos del partido para sustituir al también atacante Alan Pulido, a quien no se le vio enchufado en la cancha, y el delantero del Atlas mexicano respondió con dos goles en la victoria por 3-1.

"Cambió el rumbo del juego", destacó el timonel mexicano Juan Carlos Chávez.

Grata noticia para el timonel, quien en lo que va del campeonato ha tenido que lidiar con los altibajos de sus principales chicos del ataque.

Con esa actuación contundente de Rivera, México encontró en la banca un arma letal para lo que se viene en las semifinales. El gigante de la CONCACAF chocará en esa instancia con el ganador del duelo entre Brasil y España, que se disputa el domingo en Pereira.

Rivera arrancó en la banca en el primer partido contra Argentina en la etapa de grupos y sustituyó a Pulido a los 64, pero la variante no rindió frutos porque la "Albiceleste" terminó ganando 1-0. En el siguiente compromiso contra Corea del Norte, ingresó por el ariete Taufic Guarch a los 72 minutos en un partido en el que los mexicanos superaron a los asiáticos 3-0.

Norcorea cometió un autogol y las otras dos dianas fueron de Guarch y Diego de Buen.

Pero en el tercer encuentro ante Inglaterra, que terminó 0-0, Guarch fue sacado en el complemento tras fallar un penal y desperdiciar al menos un par de ocasiones propicias. Rivera vio todo el partido desde el asiento.

Erick Torres, quien llegó como una de las principales figuras, apenas pudo celebrar su primer tanto el sábado contra los colombianos y de penal.

Chávez tiene ahora donde echar manos cuando haga su formación para la semifinal del miércoles en Pereira.

A la descollante actuación de Rivera se suma la actitud de un equipo con carácter que no se amedrenta ante nada ni frente a nadie. Además, en lo futbolístico muestra mucho orden en sus líneas y es punzante.

Chávez también logró hacer una buena lectura de Colombia e hizo ver mal al anfitrión buena parte del encuentro con su estrategia.

Una de sus órdenes clave fue neutralizar a los mediocampistas creativos Michael Ortega y James Rodríguez para cortar el más importante circuito de juego de los colombianos. El equipo de Eduardo Lara no encontró la sociedad y su hombre gol Luis Fernando Muriel estuvo aislado.

México, que lleva once presentaciones en estos certámenes, quedó a un salto de dirimir su segunda final. La primera la disputó con la Unión Soviética en Túnez 1977, en el que fue el primer Mundial de la categoría.

Ese partido quedó 2-2 y tuvo que ir a la definición de penales, con triunfo para los soviéticos 9-8.

Chávez le pidió a sus muchachos aguantar cualquier festejo.

"Aún no somos campeones", indicó.

___

Juan Zamorano está en Twitter en http://twitter.com/Juan_Zamorano

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.