Sub20: Panamá tiene en el "Manotas" Mejía a su figura

BARRANQUILLA, Colombia (AP). El portero Luis Mejía se ha convertido en el consejero y salvavidas de Panamá en el Mundial Sub20.

Apodado el " Manotas" por sus prodigiosas manos bajo los tres palos, Mejía se agigantó el viernes para ayudar a que su selección saliera con un empate 0-0 ante Austria en Cartagena en el debut de ambos equipos en el torneo, y el plantel canalero lo necesitará más que nunca el lunes frente al combativo Egipto en un segundo compromiso crucial.

Mejía, quien disputa su segunda Mundial juvenil después de haber jugado en Canadá 2007, está en boca de todos.

" Austria tropezó con el gigante Mejía", titula el sábado el diario El Heraldo de Barranquilla en su edición deportiva, en uno de los muchos halagos que le llueven al guardameta canalero de 1,91 metros de altura.

Sobre el final del partido ante los austriacos, Mejía se agrandó con varias atajadas oportunas, lo que le permitió a los panameños sumar su primer punto en el Mundial y de paso su segundo empate en 10 encuentros disputados en estos torneos. Los otros ocho han sido derrotas, varias de ellas por palizas.

El moreno y delgado arquero llegó al mediodía junto a sus compañeros de selección al hotel de Barranquilla, donde se aloja también Brasil y Egipto, los otros dos integrantes del Grupo E. Brasileños y egipcios también igualaron, 1-1.

Mejía asume su rol de líder en el plantel. Y es que el camino que lleva recorrido le da autoridad en el grupo.

" Luis es un excelente arquero, lo ha demostrado ya que está en el Fénix (de Uruguay) y en un club de Francia (a préstamo en el Tolosa). (Eso) le da la experiencia que es importante para nosotros", dijo a la AP el timonel de Panamá, Alfredo Poyatos.

Mejía debutó a los 17 años en su primer Mundial Sub20 en Canadá, donde Panamá terminó en el sótano de su grupo con un gol a favor y ocho en contra. Seis de esas dianas fueron en una vapuleada que recibió de Argentina 6-0. La albiceleste fue la campeona en ese torneo.

No obstante, Mejía llamó la atención y fue contratado por el Fénix, que lo pasó a préstamo al Tolosa en el 2010.

" La experiencia me sirvió para este Mundial y para transmitirle la tranquilidad al equipo", afirmó a la AP Mejía, luciendo unos lentes oscuros y dos grandes audífonos para escuchar música.

Tres adolescentes se acercaron para pedirle el autógrafo al astro juvenil panameño.

La sobresaliente actuación de Mejía el viernes fue el salvavidas para un equipo centroamericano que tuvo problemas en la definición, pues su ariete Cecilio Waterman pasó una noche errática.

Panamá sólo suma cuatro goles en 10 partidos en estos torneos, y Poyatos consideró el sábado que una de las razones podría ser la ansiedad que afecta a sus muchachos del ataque.

Mejía entiende eso de la ansiedad y de la presión del equipo por alcanzar la primera victoria en un Mundial Sub20, pero también dijo que le ha pedido a los delanteros más serenidad y no desperdiciar las oportunidades de gol que se presenten.

Pero no todo es alegría para Mejía, ya que en este momento anda decepcionado porque no se le dio la oportunidad que deseaba en el Tolosa. El contrato de préstamo concluye y desea seguir probando suerte en el fútbol europeo en vez de regresar al Fénix.

" Fue un sueño muy lindo" llegar al equipo francés, manifestó.

Pero al mismo tiempo no escondió su desazón por no haber podido mostrarse. " No se lo deseo a nadie", aseguró.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.