Supremacistas advierten a equipos no ir a Sudáfrica

VENTERSDORP, Sudáfrica ( AP). Un grupo partidario de la supremacía blanca en Sudáfrica, cuyo líder fue asesinado recientemente, exhortó a otros gobiernos que eviten enviar a sus selecciones a la Copa Mundial de fútbol al sostener que el país se ha convertido en "una tierra de homicidios".

Andre Visagie, uno de los principales dirigentes del Movimiento de Resistencia Afrikaner (AWB), dijo el domingo que el asesinato del líder Eugene Terreblanche "es una declaración de guerra" de los negros contra los blancos en Sudáfrica.

La policía dijo que Terreblanche fue asesinado a machetazos por dos hombres que eran empleados de su granja en una aparente disputa salarial.

El presidente Jacob Zuma abogó para que nadie permita que "este terrible acto" incite o propicie "odio racial".

El tema de la seguridad en Sudáfrica es uno de los más inquietantes con miras al Mundial, que arrancará el 11 de junio con el partido entre México y el país anfitrión.

Los seguidores del supremacista blanco dijeron el domingo que los discursos con tono intolerante de un joven líder sudafricano negro llevaron a su asesinato.

La muerte de Terreblanche el sábado, ocurrida en medio de crecientes tensiones raciales, coloca el foco de atención sobre la controversia que se desató cuando el líder juvenil del Congreso Nacional Africano, Julius Malema, interpretó el mes pasado una canción de la era del apartheid que invita a la muerte de granjeros blancos.

Terreblanche, de 69 años, era el líder del movimiento Afrikaner Weerstandsbeweging. El grupo promueve la creación de tres repúblicas de puros habitantes blancos dentro de Sudáfrica.

Andre Nienaber, miembro del grupo y pariente de Terreblanche, dijo que su muerte es "un resultado del discurso intolerante de Julius Malema y órdenes directas de los medios de 'dispárale a los Boers a matar'''.

Boer significa granjero blanco en Afrikaans, el lenguaje que usaban los descendientes de los primeros colonos holandeses o afrikaners.

Malema, conocido por sus discursos incendiarios, interpretó el mes pasado una canción de la era del apartheid que incluía la frase "dispárale al Boer". El joven no mencionó a Terreblanche ni a ningún otro.

Se desconoce el número de granjeros blancos que han sido asesinados en peleas por la tierra desde 1994, pero probablemente son una veintena. Un grupo de cabildeo Afrikaner, AfriForum, sostiene que desde que Malema interpretó la canción en público han aumentado las matanzas de agricultores blancos. Cuatro fueron asesinados la semana pasada.

Malema dijo el sábado en un discurso que no dejará de interpretar canciones de la liberación de Sudáfrica.

El ministro de Policía, Nathi Mthethwa, llamó a mantener la calma y pidió no conjeturar sobre el crimen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.