Técnico del Schalke 04, cara a cara con el Wolfsburgo

BERLIN (AFP). Felix Magath, el técnico del Schalke 04, tercero en el campeonato de Alemania, se enfrenta en la sexta jornada de Bundesliga al Wolfsburgo, el club que entrenaba la temporada pasada y al que llevó, casi por sorpresa, a proclamarse campeón liguero.

En cinco partidos, Magath, que no sólo fue campeón con el Wolfsburgo sino también con el Bayern Múnich (2005, 2006), consiguió dar al inseguro Schalke 04 la confianza necesaria para convertirlo en serio candidato al título.

Mientras, su sucesor en el Wolfsburgo, Armin Veh, no está sabiendo aprovechar el legado de Magath, que había conseguido diez victorias consecutivas con los 'Lobos' para sellar su victoria final.

El club del constructor Wolkwagen empezó mal en el campeonato, perdiendo los tres primeros partidos, incluidos dos como local, y se sitúa en una inquietante décima posición.

Pero las apariencias a veces engañan. El Schalke 04, en plena crisis financiera y con muchas deudas, no está poniendo las cosas fáciles a Magath, que se queja de la falta de jugadores e intenta frenar como puede la exigencia y el entusiasmo de los seguidores del club.

"La temporada que nos espera será muy difícil, no hay que hacerse ilusiones", avisó el entrenador, que no duda en calificar su trabajo en el Schalke 04 como "la misión más difícil" de su carrera.

En el Wolfsburgo, sin problemas económicos, el técnico Armin Veh puede contar con el brasileño Grafite y el bosnio Edin Dzeko (54 goles entre los dos la temporada pasada), dos jugadores de ensueño que le envidian los grandes clubes del fútbol europeo.

A pesar de sus tres derrotas sucesivas contra el Hamburgo (4-2), el Bayern de Múnich (3-0) y el Bayer Leverkusen (3-2), el equipo de Veh parece haber recuperado su capacidad ofensiva en Liga de Campeones, con una victoria por 3 goles a 1 (los tres de Grafite) contra el CSKA de Moscú.

Para el Bayern Múnich (quinto, a cinco puntos de la cabeza) el sábado marca su reencuentro con su viejo rival del sur de Alemania, el Nuremberg, que vuelve a la primera línea del fútbol alemán tras una temporada en segunda división.

Los bávaros pueden contar con sus buenos resultados (tres goles como mínimo en los últimos tres partidos), y con la contribución inesperada del joven Thomas Müller, de 20 años, autor de un doblete en casa del Borussia Dortmund (5-1) y frente al Maccabi Haifa (3-0).

El técnico Louis Van Gaal podría incluso titularizar al francés Franck Ribéry por primera vez en el campeonato alemán.

Los dos líderes de la clasificación, el Hamburgo y el Leverkusen, afrontan el domingo dos desafíos importantes.

El Hamburgo, en cabeza gracias a su diferencia en goles y que está teniendo el mejor arranque de temporada de su historia, visita al Eintracht Francfort, en cuarta posición. Y el Leverkusen recibe al imprevisible Werder Bremen (sexto).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.